La era post-PC, Microsoft se queda atrás

microsoft-post-pc_ReadWriteWebEl jefe de ingenieros de Microsoft, Ray Ozzie, que anunció el cese de sus funciones la semana pasada, ha hecho unas declaraciones revolucionarias sobre el futuro de las nuevas tecnologías. Los servicios a través de cloud-computing y el acceso ubicuo a la web dominarán nuestra sociedad. Sus impresiones visionarias han calado hondo en el sector, sobre todo por el rapapolvo que ha dejado caer sobre su empresa, incitándola a ponerse al día en cuestiones tan importantes como la movilidad.

Después de anunciar que dejaba su cargo como arquitecto jefe de software de Microsoft, Ray Ozzie ha hablado acerca del futuro que espera al sector TI y de cómo se consumirá tecnología en los próximos años. El directivo pronostica un “mundo post-PC” con dispositivos simples y globales, orientados a la navegación web. Estos aparatos podrían encontrarse en el coche, en casa o controlando un ascensor, e incluso una autopista.

Considerado una especie de visionario por su memorándum de hace cinco años ‘Internet Services Disruption’ (El trastorno de los servicios en Internet), que fue visto como el manifiesto de Microsoft para un Internet basado en el cloud-computing, Ray Ozzie tiene el rango de autoridad en la materia para hablar de este tipo de cosas. “Los próximos cinco años vendrán acompañados de otro punto de inflexión”, señala refiriéndose a la creciente utilización de aplicaciones, lo que supondrá una gran oportunidad para muchas compañías.

“Los ordenadores, teléfonos y tabletas de hoy representan sólo los primeros comienzos”, destaca Ozzie. La conectividad será ubicua: en nuestros escritorios y paredes, así como todo el entorno a nuestro alrededor. Llevaremos “toda clase de compañeros conectados” presentes incluso en nuestra ropa. No es el único en afirmar este tipo de cosas, Michio Kaku dio una conferencia en Madrid hace unos días donde pronosticaba aspectos sorprendentes del futuro.

Aviso para Microsoft

El acceso a la red se producirá masivamente a través de dispositivos móviles. Esto  podría suponer una “amenaza” para Microsoft, que ya ha caído por debajo de empresas más innovadoras como son Apple y de Google. El 80% de las ganancias operativas de la multinacional de Redmond proviene de Windows y Office. A este peligro se suma el fenómeno de Facebook, que ha cogido por sorpresa a la organización de Steve Ballmer.

Windows Phone 7 aparecerá en noviembre arropado por una serie de dispositivos que pretenden impulsar su carrera en el terreno de los smartphones. Sin embargo, existen dudas sobre su competitividad al lado de sistemas operativos como iPhone o Android, cuya popularidad entre los consumidores ha demostrado ser bastante sólida. La integración de software y hardware ha sido otra de las claves que Ozzie vaticina como esenciales, un tema en el que Microsoft tiene aún que mejorar.

“Su actuación ha sobrepasado la nuestra en la experiencia móvil”, ha reconocido Ozzie haciendo referencia a Android e iPhone. El directivo tomó el puesto de arquitecto jefe de software en Microsoft revelando a Bill Gates en 2006. Steve Ballmer ha afirmado no tener un sustituto para el cargo.

Contenidos Relacionados

Top