Tecnología

El email e Internet, las herramientas más importantes para los trabajadores

persona-oficina-ordenador
Escrito por Mihaela Marín

El correo electrónico e Internet dominan el ranking de los instrumentos digitales más productivos entre los empleados americanos, dejando atrás los canales de comunicación alternativos como las redes sociales.

Desde que el uso de los ordenadores se ha expandido en todos los sectores de la actividad económica, se ha visto un crecimiento de las herramientas digitales pensadas para optimizar el trabajo de los empleados. No obstante, las opiniones acerca de los beneficios que éstas aportan para facilitar las tareas laborales están divididas. Hay usuarios que ven positivo el impacto de la tecnología en el rendimiento profesional, pero también hay voces que apuntan lo contrario y la relacionan con la disminución de la productividad  y una constante presión de estar conectados al lugar de trabajo.

Detrás de los diferentes puntos de vista, una cosa está clara: a pesar del impulso que ha tomado el uso de los móviles y las redes sociales últimamente, el tradicional e-mail sigue reinando entre los instrumentos preferidos por los empleados. La conclusión proviene de un estudio realizado por la firma de investigación Pew Research Center y que intenta hacer un ranking de las herramientas más importantes para las personas que trabajan online. Según los datos obtenidos se ha observado que para el 61% de los americanos investigados el correo electrónico es “muy importante” para llevar a cabo sus actividades, mientras que para el 54% el uso del Internet es imprescindible.

Vivimos en un mundo cada vez más conectado y abierto a oportunidades laborales flexibles, lo que explica el papel importante que todavía tiene el e-mail en un entorno cada vez más dominado por canales de comunicación alternativos y al mismo tiempo amenazado por los crecientes ciberataques: “El email ha demostrado su mérito en el trabajo como la base de la comunicación social día a día, incluso cuando han empezado a surgir las tecnologías rivales. Fue la aplicación genial para la temprana ARPANET hace 45 años y sigue gobernando en los lugares de trabajo a pesar de amenazas como el spam y el phishing y competidores tales como las redes sociales y los servicios SMS”, declara Lee Rainie, director de Investigación del departamento de Internet, Ciencia y Tecnología de la firma analista.

Aun así, el correo electrónico e Internet no tienen la misma importancia para todos los sectores. Para los que trabajan en oficinas el e-mail es esencial a la hora de realizar sus actividades (78%), en comparación con los que ocupan puestos distintos (30%). En el caso del Internet los resultados son similares. El número de los empleados de oficina triplica el segundo grupo en cuanto a la necesidad de uso del Internet.

El uso del teléfono fijo supera al ‘smartphone’

A pesar de las preocupaciones sobre el hecho de que la tecnología pueda representar un factor de distracción durante el horario laboral, el 46% de los encuestados han declarado que las herramientas digitales les han ayudado a aumentar su nivel de productividad, respecto a un 7% que ha constatado lo opuesto.

El impacto de la colonización tecnológica de las industrias no ha venido acompañada sólo por efectos positivos. El 35% de los trabajadores online, especialmente los de oficinas, han declarado que el e-mail, Internet y los móviles aumentan la cantidad de tiempo que se pasan trabajando, aunque más de la mitad están de acuerdo en que les ayudan a expandir su red de contactos.

En cuanto al uso de los teléfonos fijos y de los smartphones, parece que los votos van dirigidos a los primeros. Una señal de que las viejas costumbres no se vencen tan rápido es que el 35% de los encuestados prefieren usar los teléfonos fijos para la resolución de sus tareas profesionales, en comparación con el 24% que se declara a favor de los teléfonos inteligentes.

Las perdedoras de la clasificación realizada por Pew Research Center han sido, en cambio, las redes sociales. Mucho más aprovechadas en el tiempo libre, Facebook, Twitter y LinkedIn encuentran un reducido hueco para sólo el 4% de los trabajadores.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.