Tecnología

Elon Musk la vuelve a liar: llama “pedófilo” a uno de los rescatistas de Tailandia

Elon Musk

Uno de los buzos que participaron en el rescate del equipo de fútbol infantil en una cueva en Tailandia explicó que el minisubmarino que Elon Musk propuso para la misión era inútil. ¿La respuesta del fundador de Tesla? Llamarle “pedófilo” y regodearse en ello… sin prueba alguna.

Elon Musk parece que ha perdido definitivamente el sentido común, si es que alguna vez lo ha tenido. Primero, ha comandado Tesla durante 15 años sin conseguir dar un solo euro de beneficios, provocando que los principales accionistas de la compañía quieran echarle del cargo. Después, obligando a los operarios de sus fábricas a trabajar en condiciones casi esclavistas (amputaciones, incendios, turnos eternos aderezados de Red Bull, caminatas entre aguas residuales, etc.). Una crisis que Musk resolvió defendiendo que él también sufría “igual o más que sus trabajadores” porque ¡dormía en el suelo de la fábrica!

Pero si decimos que ha perdido totalmente la cabeza es por la enésima crisis que ha protagonizado, en esta ocasión con las redes sociales de por medio. Y es que, parece que el bueno de Elon Musk es firme defensor de la clásica estrategia de “la mejor defensa es un buen ataque”.

Empecemos por el principio: Vernon Unswoth es espeleólogo y buceador británico. Formó parte del equipo que rescató a los doce niños y un monitor de fútbol atrapados en una cueva en Tailandia. Una persona experta en estas lides, no cabe duda, que mostró su opinión acerca de la propuesta que Elon Musk (quien se apuntó por su cuenta a la operación de rescate, sin que ninguna autoridad se lo pidiera) hizo para el rescate. Su propuesta, en concreto, consistía en utilizar una suerte de minisubmarino para sacar a los pequeños sin que tuvieran que bucear en ningún tramo.

Elon Musk se deshará del 9% de la plantilla para ser algo menos ruinosa

Para Unswoth, esta cápsula era demasiado grande para los pequeños orificios que se encontraban en el camino de la cueva, además de que hubiera sido imposible que girara o se moviera con un mínimo de seguridad. Igualmente, esta solución hubiera requerido más tiempo de preparación y fabricación que el que se requirió para el rescate ‘al uso’ que fue todo un éxito y ejemplo mundial. Entonces, ¿por qué Musk propondría una alternativa peor, más complicada y arriesgada? En palabras del buzo, todo se trataba de un “acto publicitario” del controvertido directivo.

Y aquí empieza la locura del día de Musk. En lugar de contradecir los argumentos del espeleólogo o demostrar con pruebas (no con simulaciones) la utilidad de su cápsula, el fundador de Tesla prefirió publicar un tuit que rezaba: “Lo siento pedófilo, te lo has buscado” a Vernon Unswoth. Literalmente, sin más detalles ni explicaciones.

La publicación, que ha sido eliminada por el equipo de comunicación de Tesla tras el escándalo suscitado, generó muchísimos comentarios en contra de Elon Musk. Pero este personaje no se retracta ni ante semejante salida de tono: a un usuario que le pedía pruebas o explicaciones sobre tal acusación, Musk se limitó a decir que “Me juego un dólar a que es verdad”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.