Tecnología

Ellos te quieren en el salón

Escrito por Ayram Pérez

Por si a alguien se le ha escapado, el despliegue de Google en los últimos años está siendo realmente apabullante, que se basa en una estrategia de integración entre sus diferentes desarrollos.

Hay quien dice que la televisión es el rey del salón. Se equivocan. Es la reina. La televisión es mujer, cómo si no se explica que haya superado revolución tras revolución, crisis tras crisis. Si fuera hombre, se habría quedado en la estacada, atónito, sin salir en la cueva. Como la Game Boy, que era un chico, aunque se le añore como a los antiguos galanes del cine de Hollywood.

En pleno siglo XXI, nadie ha podido desbancar del salón a ese vetusto invento de la primera mitad del XX. Mucho mejor que inventos más recientes, el tubo de rayos catódicos se ha sabido reinventar hasta convertirse en una delgadísima pantalla en alta definición con no sé cuántos millones de colores, 3D, Internet, conexión a las videoconsolas y un sinfín de aplicaciones más. La ‘Smart TV‘ en suma. La televisión de hoy.

Pero hay más. Por si no teníamos temas pendientes con la de hoy, también tenemos la del futuro. La ‘tele’ del futuro. Por si acaso te despistas hoy, también puedes comprar mañana.

Entre las televisiones del mañana tenemos varios candidatos. Google parece que pisa fuerte con Nexus TV, una vuelta de tuerca que se está preparando a Google TV, lanzada en 2010 con escaso éxito. Pero tiene lo importante, una plataforma de televisión online, un sistema operativo (Android) y un dispositivo móvil (Nexus).

Por si a alguien se le ha escapado, el despliegue de Google en los últimos años está siendo realmente apabullante, que se basa en una estrategia de integración entre sus diferentes desarrollos. Pero también una vez ha entendido la necesidad de apoyarse en otros actores especializados como LG, que se comenta para Nexus TV.

Tampoco nos olvidemos aquí de Chromecast, el dispositivo que conectado a la televisión, reproduce por streaming vídeo online en cualquier dispositivo con el navegador Google Chrome. Es lo que hace también el AirPlay de Apple. El primero ronda los 30 euros, el segundo los 90. Justo lo contrario es lo que hace Apple TV, es decir, llevar los contenidos del ordenador a la televisión.

En el campo de las videoconsolas integradas en la TV tenemos las ya conocidas Playstation 4 y Xbox One. Esta última cuenta con juegos, series, películas, música y deportes en un único lugar, además de Skype. La PS4 está más enfocada a puro juego, aunque también permite ver cine, televisión y escuchar música. La primera cuesta sobre 500 euros, la segunda algo menos.

Pero merece destacarse por ser menos conocida Ouya. Fue financiada a través de Kickstarter, como ya viene siendo habitual escuchar. Cuesta 99 dólares y los videojuegos tienen una parte gratuita. Además, cualquier usuario podrá desarrollar o modificar su propio videojuego. El tamaño es parecido al de un cubo de Rubik.

Televisiones, videoconsolas, vídeo online… Esta vez podemos decirlo claramente, larga vida a la reina.

Sobre el autor de este artículo

Ayram Pérez