Tecnología

El vídeo en directo será el nuevo ‘selfie’ en 2017, según Gartner

video
Escrito por Mihaela Marín

La dispersión de los smartphones ha contribuido a la aparición de dispositivos que cuentan con componentes y funciones cada vez más complejos. En este sentido las cámaras fotográficas han sido unas de las principales protagonistas. De los ‘selfies’ hemos pasado a los ‘selfies’ en grupo a través de móviles diseñados especialmente para servir estas necesidades y viendo el ritmo exponencial de desarrollo, tanto del software como del hardware, las tendencias de futuro prometen traer cambios bastante sorprendentes.

¿Continuarán ‘los selfies’ captar el interés de los usuarios así como lo han hecho hasta el momento? Sin duda sí, el autorretrato se ha viralizado tan rápido que ahora se ha convertido en una palabra acuñada por los diccionarios y es muy probable que dentro de poco tiempo este tipo de autoexpresión pase de la fotografía estática al vídeo en tiempo real, según pronostica la firma analista Gartner.

 La consultora indica que las tecnologías visuales serán clave en la interacción con los clientes y señala que hasta el 2017 “la transmisión vídeo en directo se convertirá en el nuevo selfie, invitando a los jefes de producto a pensar en una estrategia “visual” para dar cabida a esta tendencia:

“La próxima generación de servicios y productos de consumo tiene un tema principal en común y ese es el vídeo. Esto significa  incorporar el vídeo en directo u otras tecnologías en tiempo real a los productos con el fin de atraer a los usuarios en los eventos en directo y permitir una comunicación más personalizada, ofreciendo mejor atención al cliente y las mejores experiencias vídeo y de televisión en sus casas conectadas”, comenta Brian Blau, director de Investigación de Gartner.

Aunque de momento el contenido vídeo generado por los usuarios es menos accesible que el de la fotografía online (se han registrado más de mil millones fotos subidas y compartidas a diario en 2014) se estima que dentro de los próximos cuatro años las tecnologías visuales crecerán en popularidad. Los principales indicios que apuntan a favor de esta predicción son la expansión del uso de los televisores inteligentes y una bajada de precios por parte de los proveedores de servicios para las casas conectadas.

Experiencia del hogar conectado centrada en el vídeo

De acuerdo con datos obtenidos de otros estudios realizados por Gartner a lo largo de este año, la Smart TV se está convirtiendo en un producto de venta masiva. Cerca de 25% de los hogares de EE UU tienen un televisor inteligente y pasando al continente europeo, sólo en Alemania la cifra equivale al 32%. La demanda seguirá una tendencia ascendente. De aquí a cuatro años, de los envíos anuales de televisores, el 87% serán televisores inteligentes y 76% de las apps para el hogar conectado serán accesibles desde el Smart TV. 

“Estos dispositivos pueden servir como puntos de acceso para el control y gestión de otros dispositivos del hogar conectados. Aplicaciones para controlar y monitorizar las cámaras de seguridad del hogar, los sistemas de cierre de puertas, termostatos y otros dispositivos conectados son sólo algunas de las aplicaciones del hogar conectado que podrían funcionar muy bien a través de los televisores inteligentes “, declara Fernando Elizalde, analista de Gartner.

 En cuanto a los servicios orientados a las casas automatizadas, las previsiones indican una disminución de tarifas. Si llegan a cumplirse, esto significa que proveedores como Hive (Reino Unido) o Nest de Google estarán obligados a ajustar sus ofertas para hacer frente a la fuerte competencia creada alrededor de las plataformas para hogares inteligentes.

A la vista del auge de los dispositivos electrónicos de consumo será inevitable el desarrollo de tecnologías vídeo en muchos contextos. A diferencia de las imágenes estáticas, el vídeo podría tener una gran variedad de aplicaciones útiles, desde sistemas de seguridad de supervisión remota y consultas médicas a distancia hasta colaboración mediante espacios virtuales de trabajo o servicios de atención al cliente.

Eso sí, para sacarle provecho los usuarios necesitarán un ancho de banda robusto, dispositivos y cámaras, así como aplicaciones y servicios creados para aprovechar el poder comunicativo del vídeo.

 Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.