Tecnología

El satélite más antiguo permanecerá en el espacio miles de años

Escrito por Marcos Merino

El Viking I fue el primero en incluir una pequeña célula fotovoltaica, lo que probablemente influyó en su longevidad.

El Centro de Operaciones Espaciales Europeas localizado en Darmstadt (Alemania) realiza un seguimiento constante de los 23.000 objetos catalogados que, tras 6 décadas de exploración espacial, orbitan a día de hoy nuestro planeta. La mayoría son restos de basura espacial, pero también forman parte del listado las naves y los satélites (pocos de ellos en funcionamiento actualmente), y el objetivo del seguimiento es que ninguno de los objetos del primer y amplio grupo pueda causar ningún daño a los del segundo.

Pero, entre todos los objetos de este último, cabe destacar uno muy especial, conocido como 1958-0020B en los registros de las agencias espaciales, pero que nosotros conocemos bajo el nombre de ‘Vanguard I’, una brillante esfera de metal lanzada al espacio exterior en 1958 y que todavía sigue orbitándonos, a una altura de entre 650 y 3800 kilómetros. En definitiva, nos encontramos ante el satélite más antiguo en órbita. Cuando el Viking fue desarrollado, el mundo se encontraba atenazado por la Guerra Fría y esperanzado por la carrera espacial en ciernes, que sólo finalizaría una década más tarde con la pisada de Armstrong sobre la superficie es terrestre.

El Viking fue equipado con seis antenas de 30 centímetros y dos transmisores, con el objetivo de que enviase a las estaciones de la NASA las mediciones que tomase con el contador Geiger, el detector de micrometeoritos y el magnetómetro que incorporaba. Desde entonces, los primeros satélites, como los Sputnik, han vuelto a entrar en la atmósfera. Pero estimo que el Vanguard I permanecerá en órbita durante, cientos o miles de años más. El Viking I puede deber esa longevidad (la que le ha permitido dar más de 200000 vueltas al planeta) a que fue el primer satélite en incorporar pequeñas células solares, de las que carecían tanto el Explorer 1 como los rusos Sputnik 1 y 2.

Vía | BBC

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.