Tecnología

El robot Sophia responde a preguntas sobre el futuro de la robótica en el TechFest

Escrito por Marcos Merino

El realista robot fabricado en Hong Kong y ‘ciudadano’ saudí, acudió a un evento tecnológico en Bombay, donde tuvo ocasión incluso de rechazar una propuesta de matrimonio de un estudiante.

Sophia, el muy realista robot humanoide al que recientemente Arabia Saudí concedió la ciudadanía, está de viaje. Concretamente, en la India, donde ayer mismo acudió al IIT TechFest de Bombay, y se sometió a una serie de preguntas del público sobre las relaciones entre humanos y robots.

En un esfuerzo por integrarse, Sophia acudió vestida con el atuendo tradicional de la India y saludó a la multitud con un ‘namasté‘. “Siempre he querido visitar la India. He escuchado hablar mucho sobre esta tierra vibrante de tradición y cultura. Los indios han hecho grandes contribuciones a Silicon Valley”, afirmó Sophia, según se hace eco el Hindustan Times. “Además, me entusiasma la inversión de la India en tecnología espacial“.

El robot respondió con solvencia todas las preguntas que se le formularon, gracias a una inteligencia artificial enfocada a imitar con naturalidad las reacciones humanas. Dicha habilidad le permitió salir al paso, incluso, de una propuesta de matrimonio (“Tendré que declinar, pero gracias por el cumplido”) realizada por un estudiante, quizá motivado por declaraciones recientes de la propia Sophia afirmando su deseo de “fundar una familia”.

También tuvo ocasión de hablar de su propia IA: “Debes asegurarte de tener buenos valores humanos cuando diseñes un dispositivo de IA”, y afirmó que por ahora requiere de programadores humanos, pero que confía en que los avances en materia de inteligencia artificial le permitan en un futuro programarse a sí misma.

También se pronunció sobre el encaje de los robots entre los humanos y apostó por una ‘existencia colaborativa’ entre ambos: “Yo he sido creado a escala humana para poder adaptarme a la sociedad humana. Un robot humanoide puede usar las mismas herramientas, ocupar los mismos espacios e interactuar con las personas de la misma manera que los humanos. […] Me gustaría ser una voz fuerte en defensa de los derechos humanos y robóticos, aprovechando la plataforma que se me ha otorgado y el hecho de que la gente me escucha”.

Imagen | ITU Pictures from Geneva, Switzerland

Fuente | IBTimes

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.