Tecnología

El primer navegador web 100% chino es… una falsificación

Escrito por Marcos Merino

Redcore, el producto con el que la startup china anunció que acabaría con el “monopolio estadounidense del software” es poco más que una versión antigua de Chrome mal reempaquetada. Ahora se sabe que los fundadores de la compañía también mintieron con descaro sobre sus propias trayectorias.

La startup china de desarrollo de software AllMobilize Inc. se ha convertido en el hazmerreír de las redes sociales del gigante asiático. La historia se remonta a la semana pasada, cuando la compañía presentó en público su último productos, el navegador Redcore, afirmando que era el primer y único navegador 100% “Made in China”, y planteando poco menos que eso representaba el principio del fin del “monopolio estadounidense en el sector del software”. AllMobilize anunció, además, que en su última ronda de recaudación de fondos la compañía había captado 250 millones de yuanes (en torno a 33,7 millones de euros) de un grupo de inversores que incluían tanto a agencias gubernamentales chinas como a firmas privadas de inversión.

Sin embargo, en cuanto los internautas comenzaron a investigar, el “logro” de AllMobilize cayó por su propio peso: rápidamente, los usuarios chinos encontraron “detalles sospechosos” en el revolucionario navegador Redcore, entre los que destacaban ejecutables bautizados como chrome.exe y archivos de imagen con el logo del navegador de Google en la carpeta de instalación de Redcore. El primer navegador 100% chino era, irónicamente, una falsificación.

Dragonfly, el plan de Google para lanzar un buscador censurado en China

Chen Benfeng, fundador de AllMobilize, ha tratado de reaccionar a la polémica admitiendo que “exageraron” y que Redcore está basado en el código del navegador Chromium (concretamente, de su versión 49.1.2623.213, la última compatible con Windows XP), al tiempo que reivindicaba que Redcore alberga “importantes innovaciones independientes”. Francis Fong, presidente honorario de la Federación de Tecnología de la Información de Hong Kong, afirmó en declaraciones a Epoch Times que resulta habitual que las empresas de la China continental ignoren los derechos de propiedad intelectual y pretendan apropiarse de desarrollos ajenos: “Algunas empresas carecen del concepto de derechos de autor”.

Pero la falsificación de credenciales no se limitaba, aparentemente, a la naturaleza de su navegador: los fundadores de AllMobilize también habrían mentido con descaro sobre sus propias ttayectorias académicas y profesionales. Así, Chen Benfeng se habría promocionado en un dossier de prensa de 2015 como “fundador de iFlytek”, una compañía tecnológica china que cotiza en bolsa. Sin embargo, iFlytek ha respondido afirmando que Chen únicamente fue becario de la compañía. Su socio Gao Jing, que se presentaba como “graduado por la Univ. de Harvard”, habría sido únicamente “estudiante de intercambio” durante un curso en dicha institución.

Vía | Shangai.ist & The Epoch Times

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.