Tecnología

El primer coche autónomo que circula por carreteras españolas

El primer coche autónomo que circula por carreteras españolas
Escrito por Redacción TICbeat

Ya circula por España el primer coche sin conductor. En concreto, lo ha hecho por primera vez esta semana recorriendo los 599 kilómetros que separan Madrid y Vigo, en una prueba de conducción por autopista y autovía que constituye el primer recorrido de estas características –es decir, sin intervención humana en el trayecto y en tráfico abierto- que se efectúa en nuestro país.

Este lunes el prototipo autónomo de PSA PeugeotCitroën, un C4 Picasso (un modelo que se fabrica en Vigo para todo el mundo) autónomo, realizó el trayecto que separa la factoría de PSA en Vigo del centro de producción situado en la localidad madrileña de Villaverde, donde esperaba la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría. Lo hizo sin escolta policial ni intervención humana, valiéndose de su GPS diferencial, sus radares delanteros y traseros y sus escáneres para determinar su ubicación, su recorrido y su velocidad y detectar a tiempo obstáculos, como peatones u otros coches.

Durante el trayecto ingenieros de PSA ocuparon los asientos delanteros del vehículo, cuya modalidad de conducción autónoma bloquea los pedales y el velante, aunque puede ser desactivada para que el piloto tome el control. En lugar de eso, los ingenieros dedicaron el trayecto de ayer a explicar los detalles del funcionamiento del coche a sus acompañantes.

El punto de partida lo estableció la Dirección General de Tráfico (DGT) el pasado día 16 de diciembre cuando aprobó la regulación que permite que se realicen pruebas de este tipo en vías abiertas al tráfico general, con el objetivo de aprovechar “las posibilidades de mejora que estos ensayos pueden aportar a la seguridad vial y la movilidad en España”.

Los vehículos que adquieran estos permisos, eso sí, deberán cumplir unas condiciones determinadas, entre las que figuran contar con un seguro que cubra la responsabilidad de posibles daños a personas o bienes durante sus pruebas en tráfico abierto, o haber sido autorizado para realizar pruebas de este tipo con anterioridad en otro estado de la Unión Europea. El mismo Picasso C4, por ejemplo, circuló el pasado 2 de octubre sin conductor entre París y Burdeos.

La conducción autónoma es una de las más prometedoras apuestas de la tecnología, en la que se han involucrado tanto automovilísticas como Citröen, Ford y Audi como tecnológicas como Google. Precisamente, los Google Cars comenzaron a circular por las carreteras del norte de California este verano. Los ensayos no han estado exentos de accidentes, pero la meta es que estos vehículos contribuyan, precisamente, en un futuro no muy lejano a reducir el número de muertes causadas por errores humanos en la conducción.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.