Tecnología

El nuevo iPhone decepciona (y mucho) en sus primeros benchmark

Apple iPhone 7
Escrito por Eduardo Álvarez

Con el nuevo iPhone 7 en el horizonte, se ha filtrado el primer benchmark de su futuro procesador, con unos resultados más lentos de lo habitual en Apple.

Que el futuro iPhone 7 no iba a incorporar muchas novedades es algo esperado por todos. Retoques menores y pocas apuestas arriesgadas es lo que Apple tiene pensado para su nuevo dispositivo. Pese a las pocas expectativas, el primer benchmark del procesador del nuevo iPhone 7 es peor de lo esperado.

Aún están por confirmar tanto la fecha de lanzamiento como las características y especificaciones del iPhone 7. Sin embargo, ya se ha filtrado el benchmark del que será su procesador. El chip A10 es sólo un 18% más rápido que el A9, un incremento de rendimiento menor que en anteriores renovaciones.

Con la ganancia de potencia, el nuevo móvil de Apple se situaría a la altura del iPad Pro. No es una cifra despreciable, pero ilustra el estancamiento hacia el que se dirigen los iPhone en particular y la tecnología móvil en general. La mejora de las especificaciones no es suficiente para atraer a más y más consumidores.

El iPhone 7 se venderá con iOS 10 como sistema operativo, el nuevo firmware presentado por Apple hace unos meses. Junto con macOS, lidera la renovación que pretende mantener al fabricante como líder del mercado tecnológico, o al menos de una buena parte de él.

Se filtra el posible diseño del futuro iPhone 7

Pese a la decepción que pueda suponer la lentitud del procesador A10, aún hay que ser prudente. Los benchmark filtrados han dejado fuera los procesadores de dos núcleos, que de momento se mantienen en total secretismo. No obstante, es poco probable que la diferencia de rendimiento sea demasiada.

Los rumores sobre el iPhone siempre se disparan en los meses previos a su lanzamiento. Que lo hayan vuelto a hacer este año demuestra que, pese a los problemas que pueda atravesar la compañía de la manzana, su marketing sigue funcionando. La prueba de ello son las buenas ventas del iPhone SE, un dispositivo con el que la compañía retoma una senda abandonada hace años.

Artículo publicado en Computerhoy

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez