Tecnología

El Mundial de Fútbol, principal objetivo de los cibercriminales

Joseph_Blatter_-_World_Cup_2014
Escrito por Iván Durán

Los objetivos de los estafadores por Internet son los grandes eventos deportivos, donde la gente acudiría a no ser del elevado precio. El Mundial es su principal objetivo.

Eventos deportivos de gran talla mundial como pueden ser las Olimpiadas, la Final de Copa o Champions, la Superbowl, etc. suelen ser un objetivo principal para que los cibercriminales ejerzan su “profesión”. En este caso, el Mundial de Fútbol de Brasil, que se celebrará este próximo verano, no iba a ser menos y los delincuentes ya se han puesto en marcha para poder sacar el máximo beneficio de este evento al que muchos espectadores querrán acudir, como indican desde la firma de seguridad Kaspersky.

El principal objetivo de los criminales 2.0 es el envío de mails con archivos adjuntos o enlaces maliciosos a los forofos del fútbol. Para ello, lo principal que harán será llamar la atención de los usuarios ofreciendo entradas, vuelos baratos o estancias en hoteles a un asumible para el cibernauta.

En este caso, hacer clic en el enlace o abrir la carpeta de datos adjuntos creará una infección de malware en el equipo y servirá para que redireccione al usuario a una página web falsa en la que los cibercriminales podrán robar información personal, como datos de tarjeta o del banco. David Emm, analista de Kaspersky Lab, asegura que ya se han bloqueado entre 40 y 50 páginas web solamente en Brasil.

¿Cómo evitar las ciberestafas?

Kaspersky ofrece unos consejos a los usuarios para que las estafas lanzadas por los delincuentes de la red no les afecten, ya que nadie es inmune a los fraudes online. Dichos remedios son:

  1. Cuando se abra un mail, los primero que se debe hacer es comprobar que el remitente es conocido. En caso contrario, hay un alto porcentaje de que el mensaje se trate de un spam o de phising.

  2. Si el mensaje es sospechoso es mejor no fiarse, aunque parezca que se envía de la web oficial o de una organización legítima. En caso de duda, lo mejor es llamar a la organización para pedir más información.

  3. No fiarse de alguien que pide mucho dinero o trata de sacar mucha información personal. Sobre todo si son datos de tarjeta de crédito o de la cuenta bancaria.

  4. Si una oferta es demasiado buena para ser real, mejor no fiarse. En este caso se puede perder mucho más dinero del que se está ofreciendo.

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat