Tecnología

El ‘malware’ móvil aumentó considerablemente en 2013

Escrito por María Almerge

La proliferación de la telefonía móvil está provocando un mayor desarrollo de malware en este tipo de terminales. Sólo en 2013 se descubrieron 104.427, según un estudio de Kaspersky

La telefonía móvil se está desarrollando a una velocidad vertiginosa e imparable en los últimos años. Los ciberdelincuentes están aprovechando este tirón para actuar a través de métodos y técnicas parecidas a las amenazas en los ordenadores personales. A lo largo de 2013,  la cantidad de programas maliciosos para estos dispositivos se triplicó llegando a las 148.778 muestras de malware, según indican los datos recogidos por Kaspersky Lab, en el Informe sobre las tendencias en seguridad TI en 2013. Un año en el que estos ataques se han hecho cada vez más fuertes y han empezado a alcanzar su madurez.

Android, el principal objetivo de los ciberdelincuentes

El sistema operativo de Google continúa siendo el objetivo fundamental de los cibercriminales con un 98,05% de ataques a dispositivos. Los expertos señalan que esto se debe a tres motivos: Android continúa siendo el líder en el mercado, existen muchas tiendas de aplicaciones independientes y su arquitectura es abierta, lo que supone que tanto desarrolladores como ciberdelincuentes puedan crear programas con facilidad.

Los expertos detectaron diversos exploits para Android que fueron creados con tres objetivos diferentes: eludir la verificación del código de la aplicación durante la instalación, elevar los privilegios y dificultar el análisis de la aplicación.

Del total de programas maliciosos que existen hasta el momento (148.778), 104.427 se descubrieron en 2013, lo cual supuso un aumento de casi un 135%. Aunque está cifra dista mucho de la situación observada en el mundo de los programas maliciosos para ordenadores personales, la tendencia de crecimiento es evidente.

Las amenazas más relevantes

Una de las amenazas más importantes, que han sufrido los smartphones durante 2013, es la del troyano Obad, un virus que se propaga de diferentes maneras, siendo el botnet móvil ya existente una de las más utilizadas entre los ciberdelincuentes para ganar dinero. Ésta tiene más ventajas en comparación con las tradicionales, ya que son más estables y los nodos están siempre disponibles y dispuestos a cumplir con las nuevas instrucciones, debido a que los dispositivos casi nunca están apagados. Las tareas más comunes realizadas por las botnets convencionales son el envío masivo de spam, el lanzamiento de ataques DDoS o el rastreo masivo de la información personal de los usuarios.

Asimismo, los troyanos bancarios móviles también han sido uno de los métodos más usados por los ciberdelincuentes. Estos ataques incluyen el phishing móvil, el robo de información sobre tarjetas de crédito y la transferencia de dinero, aunque a lo largo del pasado año aparecieron troyanos móviles capaces de comprobar el saldo de la cuenta de la víctima.

La mayoría de estas aplicaciones maliciosas móviles están orientadas al robo de dinero, así como a indagar información personal para venderla en el mercado negro.

Foto cc: Nicboo

Sobre el autor de este artículo

María Almerge