El ‘malware’, imparable en 2013

martillo_teclado

El malware es uno de los males del ámbito de la seguridad informática que goza de mejor salud. Solo en el tercer trimestre de 2013 han surgido más ejemplares de malware que en todo el año 2012, al menos así lo muestran los datos recabados por el laboratorio de la compañía de seguridad Panda Security, Pandalabs, cuyos expertos han detectado nada más y nada menos que casi 10 millones de nuevos ejemplares, la mayoría troyanos (casi el 77%), seguidos por los gusanos (13%), los virus (9%) y el adware/spyware (0,57%). “El malware se ha convertido en uno de los mayores dolores de cabeza para las empresas de antivirus –asevera Luis Corrons, director técnico de Pandalabs, a TICbeat–. Es muy difícil detectarlo y se expande mucho más rápidamente que los tradicionales virus, que siguen existiendo pero a mucha menor escala que antaño”. Además, el objetivo de estas infecciones ha cambiado respecto a los años precedentes: “Ya desde hace un tiempo el principal objetivo del malware no es otro que la extorsión y el robo de dinero”. 

En el tercer trimestre del año Cryptolocker, un ransomware que secuestra documentos en el ordenador de los usuarios y pide un rescate para recuperarlos, ha sido el malware estrella, aunque también han aumentado otro tipo de ataques: los que utilizan una técnica llamada DNS Poisoning o envenenamiento de los sistemas de nombres de dominio, muy utilizada en países asiáticos como Malasia y que ha afectado a empresas como Google, Microsoft o Kaspersky.

Cómo prevenir el ‘malware’

El gran problema para atajar el malware, según Corrons, radica, además en la dificultad que acarrea de análisis y detección por parte de las empresas de seguridad, pero no solo: “Es esencial concienciar a los usuarios, que no son todo lo prevenidos que tendrían que ser y no actualizan los sistemas de seguridad de sus ordenadores todo lo que deberían. La piratería también contribuye a esto; de hecho una vía de expansión del malware son precisamente los ‘regalos’ en forma de software pirata, es decir, versiones pirata de aplicaciones que llevan escondidos troyanos. Por otro lado, el español es uno de los idiomas más extendidos del mundo y por ello también se reciben muchos ataques en países de habla hispana, sobre todo en Latinoamérica; aunque esto no es determinante ya que el inglés es el idioma más expandido del planeta y en Estados Unidos sufren menos malware que en estos países”.

Latinoamérica es, de hecho, una de las zonas del planeta que sufre más infecciones en este sentido, aunque el país que lidera este ranking es China. En Europa, por el contrario, se encuentran los países menos infectados, encabezados por Países Bajos, Reino Unido y Alemania. España, por su parte, se ubica en la media mundial de infecciones.

El riesgo se extiende al móvil

Como no podía ser de otra forma, el auge de la movilidad también está cambiando los canales a través de los que se distribuye el malware. “El usuario debe cambiar de mentalidad y ser consciente de que también debe proteger su dispositivo móvil”, afirma Corrons. La plataforma que experimenta más vulnerabilidades es Android, algo lógico ya que es la más extendida entre los usuarios de smartphones, aunque en este último trimestre los expertos de Pandalabs también han detectado ataques contra iOS, el sistema operativo de los populares iPhones de Apple.

La clave para que los usuarios estén más protegidos la tienen en gran parte los fabricantes de productos de seguridad. “Muchos ya estamos ofertando productos multiplataforma que también garanticen la seguridad de los dispositivos móviles”, indica Corrons, quien sentencia: “Desde luego empieza a ser imprescindible que los usuarios tengan un antivirus en su móvil”. Es más, con la proliferación de nuevos dispositivos tecnológicos con conexión a Internet (relojes, gafas inteligentes, etc.) “habrá que ir dotando de seguridad a más terminales, ya que cada vez habrá más productos susceptibles de ser atacados”, concluye el portavoz.

 

 

Etiquetas ,
Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top