Tecnología

El mainframe sigue muy vivo… y las empresas ya no sueñan con desconectarlo

IBM-Mainframe-en-1965

Si hace unos años se antojaba la inminente muerte del mainframe, hoy en día la práctica totalidad de los directivos confía en su futuro a largo plazo. Y lo que es más importante: hasta los más jóvenes creen a pies puntillas en la utilidad de estas máquinas.

Hace no demasiados años, tener un mainframe en el seno de una organización era el equivalente a contar con un dinosaurio en plena era de los cyborgs. O de construir casas de barro cuando el resto de competidores viven en rascacielos de acero y cristal de decenas de plantas. Hablamos de unas de las primeras máquinas informáticas de la historia moderna, equipos extraordinariamente precisos y seguros para procesos transaccionales pero poco flexibles, extraordinariamente caros de mantener y basados en lenguajes -como COBOL- que prácticamente ya no se estudian en las universidades.

Por todo ello, durante los años 2000 y principios de esta década, la máxima de las empresas era acabar con sus entornos mainframe y sustituirlos por sistemas más ágiles y modernos. Una tendencia que enfrentó la dificultad de migrar toda la información de estas máquinas, así como la preocupación por abandonar un ambiente tan seguro en favor de otros amenazados de forma más extrema por los ciberdelincuentes.

Mainframe: la historia del sistema condenado a morir que resurgió de sus cenizas

Y, ahora, en plenos 2018, resulta que el mainframe vuelve a revivir con fuerza. Como ya os contamos, IBM ha desarrollado recientemente una nueva generación de mainframes capaces de llevar a cabo más de 12.000 millones de transacciones encriptadas al día. Y lo que es más: COBOL ha resucitado como una opción interesante (y muy bien pagada) para los programadores de todo el mundo.

Un nuevo estudio, elaborado por BMC, echa más luz sobre el tema y nos revela que las compañías están viendo -cada vez con más claridad- los mainframe como una plataforma sólida a largo plazo. En concreto, un 93% de los ejecutivos encuestados (de un total de 1100 profesionales) tiene una perspectiva muy positiva de estas máquinas legendarias.

Así pues, las empresas están haciendo muchos esfuerzos para optimizar las aplicaciones y las operaciones de mainframe. Más de cuatro de cada cinco (82 por ciento) usan Java, casi la mitad (48 por ciento) usa prácticas ágiles / DevOps, otro 42 por ciento sitúa la modernización de aplicaciones entre las principales prioridades, y un quinto (20 por ciento) afirma que AIOps y el análisis operacional es una de sus cuatro áreas de mayor interés en estos momentos.

El informe también afirma que la demografía juega un papel importante en las percepciones cambiantes del mainframe. Casi dos tercios (63%) de los encuestados tenía menos de 50 años, frente al 53% del año anterior. Casi todos (el 95 por ciento) de los millennials se sienten positivos acerca de la perspectiva a largo plazo del mainframe para soportar aplicaciones nuevas y heredadas.

Más optimismo en España

El panorama se repite, si cabe con aún mayor entusiasmo, en nuestro país. Así pues, el 95% de los encuestados en España (el nivel más alto de los últimos 5 años) considera que el mainframe está sustentando el crecimiento del negocio digital por lo que es una plataforma sólida a largo plazo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.