Tecnología

El Gobierno sí cree en el Mobile World Congress: destina 5 millones de euros a su Fundación

Declaración de la GSMA sobre el Mobile World Congress 2018

El Consejo de Ministros ha aprobado esta semana un real decreto por el que se concede una subvención directa de cinco millones de euros a la Fundación Barcelona Mobile World Capital.

A pesar de que, cada año, el Mobile World Congress se va convirtiendo en una cita más descafeinada y con menos tirón innovador o tractor tecnológico, sigue tratándose del mayor evento del sector TIC en todo el mundo, con más de más de 107.000 visitantes de 205 países, 2.400 compañías presentes y 100.000 m2 de espacio expositivo.

Por eso, y pese a las dudas que surgieron a lo largo de la pasada edición a causa del conflicto político en Cataluña, una prioridad absoluta de las autoridades españolas siempre ha sido retener esta cita en Barcelona. No en vano, como reconoce el propio Ejecutivo de Mariano Rajoy, “el congreso tiene un importante impacto económico y social (…) además, tiene un impacto directo en el sector turístico, en temporada baja, e indirecto en la ciudad de Barcelona, así como una apreciable incidencia en términos de imagen de España)”.

MWC 2018: el año en que la decadencia tecnológica se vio animada por la política

Y para asegurarse de que todo siga igual, el Consejo de Ministros ha aprobado esta semana un real decreto por el que se concede una subvención directa de cinco millones de euros a la Fundación Barcelona Mobile World Capital.

La subvención financia las actuaciones necesarias para la celebración del Mobile World Congress en Barcelona, así como las actuaciones aprobadas por el Patronato de la Fundación destinadas a promocionar y fomentar el uso de las tecnologías y soluciones móviles en los distintos sectores de actividad.

Recordemos que, en la pasada edición, la incertidumbre política protagonizó gran parte de las noticias, incluso desde la primera jornada (con Ada Colau -alcaldesa de Barcelona- y Roger Torrent -presidente del Parlamento catalán- dando plantón en el tradicional ‘besamanos’ con el Rey). Ello provocó la reacción inmediata del Ejecutivo español, que alertó del riesgo de que estos comportamientos provocaran que la organización del MWC abandone Barcelona en futuras ediciones. En ese marco se sucedieron rumores sobre el interés de Dubai, París y Londres para acoger el evento en caso de que la inestabilidad política acabe por lastrar los esfuerzos por ser la capital móvil cada año.

Pero, como han confirmado varias fuentes en el MWC 2018, parece que la continuidad en Barcelona está garantizada, al menos de momento,tal y como os narramos en este medio.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.