Tecnología

El gasto ‘in-app’, un 24% más efectivo que el pago por la compra de aplicaciones

Blombees es la nueva app de Instant Commerce para vender en redes sociales

Mientras que los consumidores dedican 9,20 dólares a compras ‘in-app’, en el caso de las apps de pago inicial apenas reservan unos 7,40 dólares cada tres meses.

A la hora de crear una aplicación móvil, siempre surge la duda de cuál será la mejor forma de monetizar nuestro trabajo y obtener el mayor beneficio posible. En ese sentido, dos son las alternativas más utilizadas: los pagos ‘in-app’ y el cobro por descargar el programa. Y, según un nuevo estudio, la primera es hasta un cuarto más rentable que la segunda.

En concreto, y según indica la firma de análisis IDC, los usuarios de aplicaciones móviles con compras integradas gastan un 24% más que aquellos que deben pagar por el mero uso de la app. Así, mientras que los consumidores dedican 9,20 dólares a compras ‘in-app’, en el caso de las apps de pago inicial apenas reservan unos 7,40 dólares cada tres meses. 

La flexibilidad a la hora de adaptar el uso de la aplicación a nuestros hábitos de pago y nuestras necesidades es la principal razón que explica el éxito de los pagos ‘in-app’ frente a otros modelos. Sin olvidar que existe un recelo generalizado contra los pagos iniciales sin haber todavía testado el funcionamiento y la experiencia de uso de las apps.

Los jóvenes prefieren los pagos ‘in-app’

El informe de Gartner también refleja que las personas más jóvenes son también las que mayor confianza en realizar pagos dentro de las apps, si bien la ventaja de las compras ‘in-app’ se mantiene en prácticamente todas las franjas de edad, con salvedad de los consumidores entre 35 y 44 años. Las personas de mayor edad se sienten, por ende, más cómodas y confianza con el modelo clásico de adquisición, frente al modelo de pago en función del uso que prefieren los más jóvenes.

Además, esta brecha entre los dos sistemas se mantiene de forma estable a lo largo del tiempo, con un 65% de los encuestados afirmando haber mantenido su ratio de pagos ‘in-app’ y compras de aplicaciones en los últimos meses. Sin embargo, entre los que sí han variado sus hábitos de consumo, el 62% ha aumentado su inversión en compras dentro de la aplicación, frente al 55% que ha incrementado su inversión en nuevas aplicaciones de pago.

La mala idea de la publicidad en las aplicaciones

La tercera opción en discordia para rentabilizar una app es la publicidad móvil. Una alternativa nada atractiva hoy por hoy, al menos en opinión de estos expertos. Y es que, apenas un 20% de los usuarios afirma hacer click de forma frecuente en los anuncios que ven en sus apps para móviles, con lo que este modelo aún tiene que demostrar su valor de cara a los propios anunciantes y, por supuesto, de cara al consumidor final.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.