Tecnología

El futuro del OLED: 8K, pantallas flexibles y expansión en móviles

Escrito por Víctor Pérez

Los televisores OLED de 80 pulgadas con resolución 4K llegarán en 2019, junto a paneles transparentes y flexibles. Así serán las pantallas del futuro.

LG Display, la empresa dedicada a la fabricación de paneles para televisores, monitores, smartphones, wearables y todo tipo de dispositivos (funciona como compañía independiente de LG Electronics) organizó la semana pasada un simposio en Múnich para hablar sobre el presente y futuro de la tecnología OLED y su evolución dentro de Europa.

Para la empresa surcoreana, principal referencia del mercado, Europa se perfila como una región clave para el desarrollo del OLED. “Europa ofrece las condiciones óptimas para la expansión de la tecnología OLED por su alta tasa de aceptación de nuevas tecnologías y por el porcentaje que supone el mercado de alta gama en diferentes industrias dentro del continente”, explicó en la ciudad alemana Sang-Deog Yeo, presidente y director de marketing (CMO) de LG Display.

La tecnología OLED es relativamente reciente si la comparamos con algunas de sus alternativas, a pesar de que hace casi diez años ya apareció en el mercado el primer televisor OLED de la mano de Sony (XEL-1). Por aquel entonces la tecnología no terminó de cuajar a nivel de consumo por varias razones como el elevadísimo coste que suponía fabricar un panel OLED, lo que luego se traducía en unos precios desorbitados en las tiendas. Por ejemplo, aquel XEL-1 de Sony que apenas llegaba a las 11 pulgadas salió a la venta en España a primeros de 2009 por 4.999 euros.

Sin embargo, la situación ha cambiado significativamente en los últimos tiempos, tanto en el plano comercial como a nivel de industria. Primero porque varios avances técnicos han conseguido minimizar los viejos problemas del OLED: años atrás hubo muchos problemas de retención de imagen en determinados modelos, el denominado “efecto quemado” por el que una imagen (o parte de ella, como la mosca de una cadena de televisión) se queda total o parcialmente marcada en la pantalla tras permanecer durante mucho tiempo sobre ella.

La tecnología ha avanzado hasta un punto en el que las marcas son capaces de garantizar un tiempo de vida para los paneles OLED de hasta unas 50.000 horas de reproducción, lo que se traduce en una durabilidad del panel de más de 30 años si encendemos el televisor durante 4 horas al día los 365 días del año, siempre según palabras del fabricante.

Los televisores OLED presumen de unos ángulos de visión más amplios que los LCD

¿Cuáles son las ventajas del OLED sobre el LCD tradicional? Marcas como LG, Panasonic, Philips o Sony (que acaba de regresar al mundo OLED con la Bravia A1) se esfuerzan en transmitir las bondades de los televisores OLED, una tecnología que hoy por hoy parece reservada a los televisores de gama más alta y de mayor formato (por encima de las 50 pulgadas), lo que se traduce en un desembolso económico importante a la hora de comprar un televisor para el usuario. Por supuesto existen buenas y malas calidades dentro del universo OLED, pero como norma general esta tecnología de imagen ofrece:

  • Mejores ángulos de visión, lo que permite disfrutar en todo momento y desde cualquier rincón de una buena calidad de imagen.
  • Negros puros, ya que al contrario de lo que sucede en los (malos) paneles LCD no existe contaminación lumínica.
  • Un elevadísimo nivel de contraste, lo que redunda en unos colores vibrantes a ojos del espectador.
  • Televisores mucho más finos ya que los paneles OLED no necesitan de retroiluminación y pueden prescindir de varias capas de los LCD/LED.

Los números demuestran que el OLED tiene presente y, sobre todo, mucho futuro, lo que supone una fantástica noticia para LG Display ya que es la única empresa que ha dado con la tecla para mantener una producción de millones de unidades de pantallas OLED de gran formato. Claro que no todos se han subido al carro de esta tecnología de pantalla: el otro gran gigante del sector, Samsung, lo apuesta todo al QLED, una evolución de la tecnología LED basada en los puntos cuánticos (Quantum Dots) cuyo nombre comercial se parece sospechosamente al OLED.

OLED Concavo Crystal Sound

Televisor OLED cóncavo con tecnología Crystal Sound

Una rápida expansión

En el año 2013 el mercado los televisores OLED constituían una diminuta nota a pie de página, con solo 9 televisores a la venta de 3 marcas diferentes. Hoy las marcas que apuestan por este tipo de pantallas se han multiplicado por 3, lo que ha disparado el número de modelos disponibles en Europa hasta los 96, un síntoma claro de que la adopción del OLED ha pisado el acelerador en nuestro continente respecto a otras regiones del mundo.

Según datos de la consultora GfK la posición del OLED dentro del mercado de los televisores ha aumentado significativamente en el último año, sobre todo si ponemos el foco dentro de la gama alta: en solo un año el valor de mercado de televisores OLED en el segmento de más de 1.300 euros en Europa ha pasado del 13 al 25 por ciento.

Si subimos un escalón, por encima de los 2.000 dólares, la penetración del OLED en Europa es todavía mayor, ya que su sus beneficios general el 38% del mercado, una cifra que va por delante de Estados Unidos (30%), Japón (32%) o China (11%). Y todo parece indicar que la tendencia seguirá el mismo camino en los próximos meses.

Televisor OLED LG

Televisor LG con pantalla OLED

Emiten menos luz azul

James Sheedy, profesor emérito de la Universidad del Pacífico (Estados Unidos) que se ha dedicado durante más de 30 años a la investigación científica, defendió durante el simposio en Múnich que la tecnología OLED es mejor para la vista que las pantallas LCD, fundamentalmente  porque los televisores OLED son capaces de reproducir mejor el contraste incluso en zonas oscuras.

Por contra, los televisores LCD “tradicionales” necesitan elevar el nivel de luminancia (brillo) para llegar a ese nivel de contraste, lo que puede producir incomodidad visual por la diferencia entre la iluminación de la pantalla y la oscuridad de la habitación o salón donde se encuentra el televisor.

Coincidencia o no, precisamente parte de las críticas a la tecnología OLED pasa porque hoy por hoy no llegan al nivel máximo de brillo del que presumen algunos de sus rivales, que presumen de ir más allá de los 1500 nits.

Sheedy también argumentó que en comparación con los televisores LCD los que utilizan tecnología OLED emiten 3,49 veces menos luz azul, que según diversos estudios científicos impide conciliar el sueño correctamente al interactuar con estos dispositivos antes de ir a la cama.

Philips TV OLED

LG Display fabrica paneles para otras marcas como Philips, Bang&Olufsen o Panasonic

OLED de 80 pulgadas y 8K

LG Display es uno de los actores principales en la fabricación de paneles OLED. Pero no todo el mundo sabe que venden sus paneles a otras compañías como Philips, Panasonic, Bang&Olufsen, Grundig, Vestel, Toshiba, Sony y, por supuesto, LG.

En el horizonte de 2020 LG Display espera llegar a producir para ese año más de 6 millones de paneles OLED, duplicando la cifra de producción estimada para 2018. En el futuro más inmediato veremos televisores OLED de mayor formato (llegando a las 80 pulgadas) y también adentrándose en nuevos segmentos, por debajo de las 50 pulgadas.

La compañía igualmente planea desarrollar paneles que cubran el espacio de color BT.2020 y ofrezcan un nivel de brillo por encima de los 2.000 nits.

LG OLED Dual

LG Display fabrica paneles OLED dobles para aeropuertos y zonas comerciales

El futuro de la tecnología OLED pasa por dos vías. Por un lado la mejora a nivel de especificaciones para ofrecer una calidad de imagen aún mayor incluso en formatos ultragrandes y también a nivel de diseño con soluciones totalmente innovadoras e inimaginables hasta hace muy poco tiempo.

LG Display avanzó en Múnich su intención de producir paneles 8K de más de 80 pulgadas ya en 2019, lo que arroja muchas dudas sobre su implementación comercial ya que hoy por hoy la incursión del 4K a nivel de los hogares todavía no es ni mucho menos completa. No hay que perder la vista que la televisión pública japonesa (NHK) se ha comprometido a emitir a esa resolución los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pero más difícil parece que los creadores y distribuidores de contenidos se unan tan rápido a la carrera por ofrecer este nivel de resolución con los elevados costes que supone un nuevo cambio de tecnología.

Pantallas flexibles y transparentes

La innovación del OLED también llega, como decimos, a nivel de diseño. LG Display sacó músculo en su reunión de Múnich con algunas de sus soluciones más modernas: desde el televisor Wallpaper ultrafino a las pantallas cóncavas para una mayor inmersión, la tecnología Crystal Sound que transforma la pantalla en un altavoz o la doble pantalla OLED pensada para aeropuertos, restaurantes o tiendas de alto standing.

Pero ese es solo el principio. LG Display ya ha desarrollado prototipos de paneles OLED totalmente flexibles, pudiendo llegar hasta (por ahora) las 77 pulgadas y resolución 4K, lo que abre un abanico de posibilidades inmensas en diferentes industrias.

Y no es ningún secreto que la carrera también ha comenzado por el desarrollo de paneles OLED transparentes (cuando estén apagados) y de paneles OLED transparentes y flexibles al mismo tiempo, conceptos que hasta hace muy poco pertenecían al terreno de la ciencia ficción.

lg oled flexible movil

Las pantallas flexibles para móviles están muy cerca

Expansión en dispositivos móviles

Por supuesto en la de los smartphones, donde LG Display se ha metido de lleno en la guerra de las pantallas OLED (en realidad pOLED – plastic OLED) suministrando paneles tanto para Apple (iPhone X), como para Google (Pixel 2 XL) o, por supuesto, LG (LG v30). Una carrera contra Samsung, alabada hasta ahora en este segmento por sus paneles AMOLED, que dará mucho que hablar en los próximos años.

Además de los móviles, LG Display también ofrece ya soluciones para wearables y también para el sector de la automoción con navegadores y pantallas para el interior del habitáculo.

Caminamos hacia un futuro en el que las pantallas van a estar en todos sitios. “La tecnología OLED está cambiando ya nuestras vidas”, sentencia Lee Sang-hoon, responsable de ventas de TV y marketing de LG Display.

Sobre el autor de este artículo

Víctor Pérez

Acostumbrado a 'cacharrear' desde que tengo uso de razón. Apasionado por el mundo del I+D y por las últimas tendencias de Internet. Audiófilo por definición.