Tecnología

El fundador de Solus cede su propiedad a la comunidad de desarrolladores

Escrito por Marcos Merino

Tras permanecer misteriosamente ausente desde este verano, Ikey Doherty ha anunciado que pone el proyecto (que incluye también el desarrollo del prometedor escritorio Budgie) en manos de sus colaboradores de forma “inmediata y permanente”.

Solus, la prometedora distribución GNU/Linux creada desde cero en 2015, lleva desde este verano sin contar con la implicación de su fundador, Ikey Doherty. Pero, si bien siguen sin estar claras las circunstancias que generaron esa ausencia (más extraña aún si tenemos en cuenta que el año pasado abandonó su puesto en Intel para dedicarse al 100 % a desarrollar Solus), Doherty ha confirmado en una carta abierta que se encuentra bien.

Su criatura (la distribución Solus, así como el escritorio Budgie creado ex-profeso para la misma) no ha sufrido estos meses de ausencia, gracias a que Doherty contaba con un grupo de colaboradores que han mostrado un total compromiso con el proyecto. “La verdad es que el proyecto Solus se ha mantenido en pie por sus propios méritos durante mucho tiempo, y ha sido capaz de andar por sus propios medios. Durante mucho tiempo he venido diciendo que yo era simplemente el primer colono que llegó a la ciudad que luego se converitría en Solus, y que con el tiempo ésta necesitaría de sus propios arquitectos, planificadores y alcalde”, ha explicado en un carta abierta publicada en Phoronix.

‘Linux from Scratch’: cómo montar tu propio sistema Linux desde cero

Fiel a ese planteamiento, Doherty ha cedido “todos los derechos de propiedad intelectual, nombres y marcas relacionados con la propiedad de Solus [al equipo de desarrollo] con efecto inmediato y permanente, reconociéndolos como propietarios oficiales y líderes del proyecto”.

Recordemos que Doherty ya lideró hace unos años la puesta en marcha de una nueva distribución (basada en Debian) llamada SolusOS a la que ya tuvo que dar carpetazo, aparentemente por dalta de desarrolladores. Lo que hoy conocemos como Solus no deriva de su anterior proyecto, sino que nació con el nombre de Evolve OS, y Doherty sólo rescató parcialmente el nombre de su antigua distribución cuando unos problemas legales en el Reino Unido le obligaron a renunciar a la amrca ‘Evolve OS’.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.