Tecnología

El fraude publicitario cuesta 19.000 millones de dólares, el 9% de toda la inversión

negocio-noticias-falsas-marcas-google-facebook

Conforme la publicidad digital sigue sus pasos hacia la hegemonía en las estrategias de marketing de las empresas, los estafadores hacen su particular agosto aprovechando mil y una trampas. Un informe pone números al fraude publicitario y propone una solución: apostar por la inteligencia artificial.

En un contexto de recuperación económica, el sector publicitario en su más amplia concepción también está de enhorabuena. No en vano, crece un 4,3% la publicidad global, con Google y Facebook como nuevos reyes frente a la televisión. Unas buenas nuevas que esconden un fenómeno menos positivo: el fraude.

Las actividades fraudulentas relacionadas con la publicidad online (tanto en PC como móvil) costarán nada menos que 19.000 millones de dólares a los anunciantes durante 2018. Cifra de escándalo, pero que no tiene nada que ver con la que se espera para 2022 si nadie lo remedia: 44.000 millones de dólares.

Son datos de la firma de análisis Juniper Research, que pueden leerse de otro modo igualmente alarmante: el 9% de todo el dinero que se destina a campañas de publicidad digital acaba en la basura por culpa del fraude. 

“Los defraudadores continuarán invirtiendo fuertemente en dominios, clics simulados, movimientos artificiales del mouse, cuentas de usuario y granjas de bots para parecer genuinos”, detalla el documento de esta consultora. “Las partes interesadas en la publicidad exigirán una vigilancia constante contra la amenaza del fraude publicitario, que solo se logrará mediante la correcta implementación de los servicios de inteligencia artificial”.

Anuncios personalizados: el ‘engadgement’ definitivo entre marcas y consumidores

En ese sentido, Juniper Research anticipa que las plataformas que saquen partido de la inteligencia artificial para fines de focalización representarán el 74% del gasto publicitario total en línea y móvil para 2022. “Sin embargo, a medida que la adopción de IA se sature, solo las plataformas que demuestren los algoritmos más efectivos podrán cobrar precios superiores a anunciantes”, alertan al mismo tiempo los expertos.

Según el estudio, estas plataformas deberán centrarse en nuevas fuentes de datos para mejorar el rendimiento de sus algoritmos de inteligencia artificial. Por lo tanto, los datos de los dispositivos IoT (Internet de las cosas), las asociaciones para el intercambio de información y la identificación de usuarios entre dispositivos serán muy codiciados.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016 y 2017.