Tecnología

El contrabando con drones, una ‘moda’ en alza en las cárceles de EEUU

Te contamos cómo los drones cambiarán el mundo en 5 años
Escrito por Marcos Merino

Datos del Departamento de Justicia desvelados por el USA Today muestran más de una docena de intentos abortados, únicamente en las cárceles de gestión federal.

Un reportaje publicado hoy por el periódico USA Today desvela, a partir de documentos hechos públicos por el Departamento de Justicia de EEUU que en los últimos cinco años, los drones han protagonizado más de una docena de intentos de colar material de contrabando (principalmente sustancias estupefacientes, pero también de teléfonos móviles y pornografia en prisiones federales de los Estados Unidos. Si bien la cifra puede parecer pequeña, hay que tener en cuenta que no sólo ignora -por razones obvias- todos los intentos exitosos, sino que tampoco contabiliza los casos de ‘contrabando aéreo’ en las prisiones estatales (y no olvidemos que otros países, como el Reino Unido, están sufriendo el mismo problema).

Los expertos confirman que las tecnologías anti-drones implementadas en algunas cárceles no están resultando ser efectivas, y que incluso aquellos centros penitenciarios que han conseguido detectar y neutralizar el resto de canales de contrabando tienen un problema con esta clase de vehículos. El peligro de esta tendencia es obvio, puesto que donde cabe un teléfono móvil puede caber también un arma de fuego: en palabras del consultor de gestión penitenciaria Donald Leach, “tradicionalmente algunos internos sobornaban al personal o a algún visitante para introducir medicamentos u otros artículos pequeños [pero] los drones han abierto la posibilidad de transportar objetos mucho más grandes y letales”.

Los drones civiles son cada vez más baratos y fáciles de operar, y su alcance es cada vez mayor. Al mismo tiempo, un número cada vez mayor de criminales se dan cuenta del potencial de los mismos“, explica Troy Rule, profesor de Derecho en la Arizona State University. El portavoz de la Oficina Federal de Prisiones Justing Long avisa de la creciente “amenaza que representan los drones no tripulados a la hora de introducir contrabando en prisión”, pero asegura que dicho organismo ya está trabajando junto al Departamento de Justicia en ‘contramedidas’ para luchar contra tal amenaza.

Vía | USA Today

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.