Motor Tecnología

El coche autónomo de Google registró 124 fallos en 2016 y los Tesla 182

errores-coches-autonomos-en-2016-google-tesla
Escrito por Lara Olmo

Los coches autónomos reportaron 2.578 fallos en 2016. Así lo recoge el Departamento de Vehículos Motorizados de California, que exige a los fabricantes un informe anual con los errores de sus flotas.

Diversos estudios han demostrado que la mayoría de usuarios no están mentalmente preparados para ceder los mandos a un coche autónomo. Aún así, siempre hay early adopters dispuestos a probar las últimas innovaciones y los fabricantes saben que tarde o temprano será un mercado que acabará por explotar.

Sin embargo, las noticias que llegan de accidentes protagonizados por estos vehículos que circulan sólos no ayudan a disipar dudas, más bien al contrario. Y lo cierto es que podrían ser muchos más, si los conductores (humanos) no intervinieran en ciertas ocasiones en que presentan fallos.

Como medida de seguridad y para garantizar que los fabricantes testean su tecnología, el Departamento de Vehículos Motorizados del estado de California les exige a principios de año que elaboren un informe donde recojan cuántas veces presentaron fallos o funcionaron incorrectamente sus coches autónomos.

Son los llamados desengagement reports y recogen cuántas veces el conductor (humano) tuvo que tomar el control del coche porque éste presentó un fallo o sospechaba que algo podía ir mal. En total, estos reportes incluyeron 2.578 fallos entre las nueve compañías que llevaron a cabo un programa de pruebas de conducción en las carreteras de California en 2016.

Waymo, quien más pruebas hizo

La flota de 60 coches de Waymo (el coche autónomo de Googleregistró un total de 124 incidentes, 51 de ellos debido a problemas de software; aunque puedan parecer muchos, hay que tener en cuenta que es, con diferencia, la compañía que más distancia cubre en su programa de pruebas: 635.868 millas (algo más de 1 millón de km). Por tanto de media se produjeron 0.2 incidentes por cada 1000 millas (1600 km), frente al 0,8 de 2015.

Aunque Waymo no contabiliza cada vez que el conductor coge el volante para tomar el control (algo que sucede miles de veces al año), sino que simula lo que habría sucedido si el conductor no hubiera intervenido en la conducción; y sólo informa de los incidentes en los que el automóvil hubiera hecho algo inseguro.

Sólo Waymo y Cruise Automation, propiedad de General Motors, hicieron más de 5000 millas en 2016 (algo más de 8000 km). BMW, Ford y Mercedes-Benz cubrieron menos de 1.000, y Honda y Volkswagen prefirieron probar en carreteras privadas o fuera del estado.

El problema de cubrir distancias pequeñas es que los datos de rendimiento que obtienen no son representativos, y aún así muchas veces los fabricantes los emplean para diseñar proyectos específicos de coches autónomos.

Tesla y Uber

Aunque Tesla se lleva la palma en cuanto a resultados inciertos. Mientras que en 2015 no reportó ningún desacople ni incidente, en 2016 su desengagement report admite hasta 182 en 550 millas de conducción autónoma que hizo ese año.

Esto n significa que sus coches fueran impecables hace un año y ahora hayan empezado a fallar sino más bien que en 2015 no hizo pruebas en California o que hizo muchas en pistas privadas. También hay que tener en cuenta que Tesla recibe muchos datos de su tecnología AutoPilot, instalada en muchos de sus autos que vende por el mundo.

Uber, el otro gran fabricantes que está apostando por la conducción autónoma, abandonó su programa de pruebas, y Volvo ha empezado a realizarlas en otros estados, como Arizona o Pennsylvania, donde no se existen estos informes de errores.

Vía | IEEE Spectrum

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.