Tecnología

El caparazón que protegerá al mundo de Chernóbil durante 100 años más ya está listo

La estructura de metal que protege al mundo de Chernóbil
Escrito por Jakub Motyka

Tiene más de 100 metros de altura, pesa 36.000 toneladas y tiene la responsabilidad de proteger al mundo frente a las partículas que todavía quedan en Chernóbil.

La estructura metálica que cubre la central nuclear de Chernóbil (Chernobyl) ya se encuentra lista para su inauguración oficial. Tras el inicio de la construcción en el año 2012, las autoridades ucranianas han confirmado que el caparazón que tiene por objetivo contener las partículas que todavía quedan en la central ya está listo para su instalación.

Tal es el peligro que todavía hay en la zona del peor desastre nuclear de la historia, que la estructura ha tenido que ser construida en un lugar diferente a la central. En la construcción han participado más de mil personas, y durante los trabajos los empleados tenían que turnarse cada dos semanas para evitar el peligro de contaminación.

El caparazón está preparado para soportar terremotos de más de seis grados en la escala Richet, y tiene un tamaño equivalente al de dos campos de fútbol.

Invierno nuclear: qué es (y por qué debemos temerlo)

Tras cuatro años de trabajos, y con una inversión que ha rondado los 1.500 millones de euros de por medio, las autoridades han confirmado que el sarcófago ya está listo para su instalación.

Para montarlo encima del antiguo sarcófago (el que se construyó pocas semanas después de la explosión de 1986) van a hacer falta más de 200 soportes hidráulicos, los cuales se encargarán de desplazar la construcción por el suelo hasta situarlo a la altura de la central.

Pese a que la construcción de la estructura ya se encuentra terminada, tendrá que pasar todavía un año hasta que se finalice la instalación de esta protección metálica que irá situada encima de la antigua central nuclear de Chernóbil.

Esta batería de diamante produce energía con residuos nucleares

Las medidas de esta estructura dan una idea de la envergadura de este proyecto. 108 metros de altura, 257 metros de ancho y un peso que alcanza las 36.000 toneladas son las cifras que deben garantizar que el caparazón sea capaz de proteger al mundo durante 100 años más de los restos del desastre de Chernóbil.

[Vía: FoxNews.com | El País]

Sobre el autor de este artículo

Jakub Motyka

Jakub es un redactor especializado en tecnología.