Tecnología

El Canal de Isabel II probará los contadores de agua inteligentes basados en NB-IoT

agua aviones

En Madrid se están probando miles de módulos que monitorizan horariamente el consumo de agua de cada ubicación. Dicha información se transmite de forma inalámbrica a través de la red mediante tecnología NB-IoT, tecnología especialmente útil en lugares de “cobertura profunda”.

El Canal de Isabel II acaba de anunciar un proyecto para probar la tecnología NB-IoT en el entorno de la telelectura en el mundo del agua. La iniciativa, que cuenta con la colaboración de Vodafone y Contazara, consiste en el despliegue de 64 módulos de comunicaciones, con los que se realiza la lectura horaria en remoto de cerca de 1.200 contadores distribuidos por distintas áreas geográficas del municipio de Madrid, incluidos lugares emblemáticos como el Real Jardín Botánico o el Museo del Prado.

Estos módulos monitorizan horariamente el consumo de agua de cada ubicación. Dicha información se transmite de forma inalámbrica a través de la red mediante tecnología NB-IoT.

El proyecto surgió a comienzos del año 2017, con la publicación por Canal de Isabel II de un anuncio en el que se manifestaba el interés de esta empresa en llevar a cabo una serie de pilotos que permitieran testear la viabilidad de la tecnología de comunicaciones NB-IoT (Banda estrecha para el Internet de las cosas), estándar de reciente aparición, como solución para la telelectura de contadores de agua frente a otras opciones.

Cuánto pagas por el agua según la Comunidad Autónoma en la que vivas

No en vano, la tecnología NB-IoT tiene unas características que a priori hacen pensar que puede ser viable para proporcionar comunicaciones en el mundo del agua, en el cual, los requerimientos de cobertura, transmisión y batería son muy exigentes. En este sentido, esta tecnología mejora significativamente el consumo energético en la transmisión inalámbrica de la información y aumenta la capacidad del sistema y su eficiencia espectral.

Esto resulta especialmente útil en la denominada ‘cobertura profunda’: mayor alcance y penetración de cobertura, más apta para sótanos, cuartos de contadores u otras ubicaciones de difícil accesibilidad radioeléctrica con las tecnologías actuales.

Para Canal de Isabel II, el fin último de este proyecto es poder ofrecer a sus clientes una información más completa y detallada sobre cómo están realizando su consumo, ayudándoles a detectar posibles incidencias en su instalación que puedan provocar una pérdida de agua y, con ello, reducir el impacto que este tipo de incidencias puedan tener en su factura, así como a realizar un consumo lo más respetuoso y eficiente posible con el medio ambiente. Pero también este sistema aporta a Canal de Isabel II más información para poder realizar una gestión y explotación de la red de distribución lo más eficiente posible.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.