Tecnología

El Black Friday se desinfla

black-friday-desinfla
Escrito por Ana Muñoz

A pesar de que sea una fecha marcada en el calendario de muchos consumidores y tiendas, parece que el Black Friday está perdiendo la fuerza de años anteriores.

Ya está en marcha la cuenta atrás para el Viernes Negro, una jornada en la que todo tipo de tiendas aprovechan para seducir al público con descuentos y ofertas muy agresivas. En esta ocasión tendrá lugar el 24 de noviembre, pero parece que este año no tendrá tanto éxito como años anteriores, por lo menos a nivel internacional.

Según un estudio de Accenture realizado a 1.500 personas, el 52% de los consumidores está menos predispuesto a adquirir cualquier producto durante el Black Friday que el año pasado. Esto se une a una investigación publicada el martes que aseguraba que el 50 y 42% de los usuarios no tenía pensado comprar nada durante el Viernes Negro y el Cyber Monday, respectivamente.

¿La razón? Al parecer, a dos terceras partes de los usuarios no les gusta la idea de tener que pelearse con otros en las tiendas por un producto o hacer grandes colas para adquirir un artículo.

Pero la culpa no es sólo de los clientes, los retailers también soresponsables de este hecho. Y es que los días anteriores al Black Friday podemos ver a numerosas marcas ofreciendo descuentos muy potentes para aligerar las aglomeraciones en sus comercios este día.

De hecho, el 44% de los encuestados afirma que no tiene pensado comprar nada durante el Viernes Negro porque puede conseguir productos a buen precio en otra época del año, como por ejemplo durante el Amazon Prime Day.

Otros estudios como el de Market Track también han llegado a la misma conclusión: sólo el 30% de los usuarios tiene pensado realizar alguna compra durante el Black Friday 2017, mientras que el año pasado esa cifra se situaba en el 50%.

La cara menos amable del Black Friday

Por otra parte, uno de los puntos más interesantes de esta investigación está relacionada con el ecommerce. Y es que el 54% los mismos asegura que prefieren comprar online que en un centro comercial. Además, afirman que una de las claves que les hará decantarse entre una oferta u otra está en si tienen que pagar o no para que les llegue a casa, ya que el 53% advierte que elegirán siempre el comercio que tenga sistema de envíos gratuito.

Además es destacable que, aunque los asistentes virtuales están tomando cada vez más peso en la industria del retail, sólo un 30% los usarán para realizar alguna compra durante las próximas Navidades.

En cualquier caso, esto viene a constatar una realidad que llevaba viéndose venir desde hace un par de temporadas: el Black Friday se está desinflando. Y es que todo lo que sube, tiene que bajar.

Vía | eMarketerRetail

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.