Tecnología

El ayuntamiento de Gerona usa GPS para geolocalizar a sus barrenderos

Escrito por Marcos Merino

El uso de esta tecnología con el fin de controlar la labor de empleados está respaldado por los tribunales y la AEPD, bajo ciertas condiciones. En el caso de Gerona, el consistorio aclara que se usará sin ánimo sancionador.

Desde la semana pasada, los barrenderos de Gerona están obligados a trabajar portando un móvil de trabajo con geolocalización GPS, con el objetivo de que el consistorio pueda tener información actualizada (retransmite su posición cada 30 segundos) sobre qué rutan llevan a cabo cada día. El edil de Sostenibilidad, el convergente Eduard Berloso, ha aseverado que la puesta en marcha de este sistema responde a una “obsesión por la transparencia” por parte del equipo de gobierno municipal.

Berloso, que también es el vicealcalde, reconoce que los empleados de la empresa municipal ‘Girona + Limpia‘ no han “recibido con simpatía” la adopción de esta medida, pero asegura que su intención no es “sancionar o criminalizar” a los trabajadores, como asegura el comité de empresa. Sin embargo, por otro lado advierte de que el objetivo es revisar las rutas a pie realizadas por cada barrendero, para comprobar si se ajusta al trabajo asignado, y “arreglar” las situaciones incorrectas que lleguen a detectarse.

Paralelamente, el ayuntamiento ha anunciado la puesta en marcha de un portal web que proporcionará información actualizada sobre el mantenimiento de parques y jardines de la ciudad, además del dato de cuándo se limpió por última vez cada vía (acompañado de fotos del antes y el después, que deberá subir cada barrendero).

¿Qué dice la ley sobre la geolocalización de trabajadores a través de GPS?

Ya en 2012, el Tribunal Supremo se pronunció sobre el uso del GPS para geolocalizar a trabajadores, fallando a favor de una empresa que había instalado esta tecnología en uno de sus vehículos para vigilar el cumplimiento de la labor de uno de sus empleados, lo que (junto a la información proporcionada por un detective privado) sirvió para despedirle.

Posteriormente, la AEPD ha emitido un informe aclarando que dicha labor de vigilancia es legal siempre que se informe de la misma al empleado y que los datos recopilados se incluyan en un fichero declarado en el Registro General de Protección de Datos de la propia agencia. Hace unos meses, el TSJ de Asturias falló a favor de otra empresa que había monitorizado la localización de uno de sus empleados a través de la tablet de empresa, despidiéndole cuando comprobó que se encontraba en su casa en horario laboral. En ese caso, al trabajador se le había hecho conocedor previamente de la función de geolocalización.

Fuentes | La Vanguardia & Expansión

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.