Tecnología

El ataque de Londres enfrenta a políticos y compañías tecnológicas

Francia y Alemania presionan a la UE por el acceso a los mensajes cifrados

Tras el ataque de Londres surge el debate de permitir mayor acceso de las autoridades al contenido que intercambian los usuarios en las redes sociales.

Theresa May, la primera ministra británica, ha calificado a Internet como un “espacio seguro” para el desarrollo de las ideologías extremistas.

Tras el último ataque producido en Londres, May ha insistido en permitir que las autoridades tengan acceso a todos los mensajes enviados entre usuarios. Amber Rudd, Ministra del Interior de Reino Unido, requirió a las compañías tecnológicas que limitasen el cifrado de extremo a extremo de los mensajes.

No obstante, las empresas tecnológicas y los expertos en ciberseguridad advierten que aflojar la seguridad no sólo sería de escasa utilidad, sino que podría suponer además un peligro adicional.

El encriptado de mensajes que poseen apps de mensajería instantánea como Whatsapp impide a un tercero leer el contenido enviado. El objetivo es mejorar la seguridad a la hora de intercambiar información privada, detalles bancarios e imágenes de contenido personal.

Sin embargo, la elevada privacidad también se extiende a los criminales, impidiendo a las autoridades acceder a mensajes que puedan tener un contenido crítico para frenar un posible ataque terrorista.

Los expertos en ciberseguridad mantienen que eliminar el cifrado de datos sólo provocaría que los criminales se cambiaran a otra app, e incluso creen sus propias plataformas de mensajería instantánea.

A esto se le añade además un peligro para el resto de los ciudadanos ya que sus mensajes quedarían expuestos sin la seguridad necesaria para su privacidad, y sin garantía de que sólo accedan al contenido las autoridades.

Los tres grandes peligros de Internet según su inventor, Tim Berners-Lee

Las redes sociales son uno de los principales problemas debido a los innumerables contenidos que se suben diariamente a la red, dificultando el control por parte de las compañías de material inadecuado.

Por ejemplo, en Youtube se suben más de 400 horas de vídeo cada minuto, imposibilitando revisar cada clip que publican los usuarios. Cada día recibe 200,000 notificaciones de contenido inapropiado el día, pero mantiene que es capaz de revisa el 98% en 24 horas.

Facebook defendió las medidas que ha tomado para eliminar contenidos terroristas de sus plataformas. Así, explicó que en caso de detectar un peligro inminente no dudan en notificárselo a las autoridades.

Vía | BBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!