Tecnología

El aeropuerto de Londres Gatwick cambia los monitores por pizarras por un fallo técnico

Un error de Vodafone provocó que las pantallas de información del aeropuerto londinense de Gatwick no pudieran operar con normalidad, con lo que los empleados tuvieron que sustituirlas por rudimentarias pizarras blancas.

Surrealista la situación vivida en la jornada de este lunes en el aeropuerto de Gatwick, el segundo más importante de Londres, el segundo con más tráfico de todo el Reino Unido y la referencia de la capital británica para vuelos de corta y media distancia con el Viejo Continente. Surrealista porque cualquiera de los miles de pasajeros que hoy pasaron por este colosal epicentro de la aviación podría perfectamente pensar que ha retrocedido siglos en la historia. Y no estaría demasiado desencaminado.

Como todos saben, uno de los elementos imprescindibles en un aeropuerto son los monitores: pantallas digitales que muestran los vuelos que están a punto de despegar, con su respectiva identificación, puerta de embarque y observaciones especiales (como retrasos, llamamientos a personas, inicio o fin del boarding, etc.). Sin estos dispositivos, que pueblan pasillos, halls, restaurantes y locales de todo el aeropuerto, los pasajeros podrían perderse con notoria facilidad y no saber hacia dónde deben ir para subir a su avión.

¿Tienen sentido los controladores aéreos en la era de la automatización?

¿Y qué ocurre cuando estos monitores colapsan por un fallo técnico? Que se genera el caos vivido hoy en Gatwick, donde un error de Vodafone -proveedor de servicios TIC para este aeródromo- provocó que las pantallas de información no pudieran operar con normalidad. Según ha confirmado el propio aeropuerto, varios pasajeros han perdido sus enlaces por culpa de esta incidencia, si bien no se han registrado retrasos de consideración.

Lo más curioso es la solución que los empleados de Gatwick encontraron para mitigas los inconvenientes a los viajeros: retroceder a tiempos más sencillos, en los que una simple pizarra blanca podría servir de punto de información. Eso sí, con un trabajador de carne y hueso actualizando a mano (esto es, borrar y escribir) cada uno de los vuelos que deberían estarse mostrando en los monitores.

*Fotografía de portada: EVDB (Twitter)

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.