Tecnología

El accidente de SpaceX se pudo deber a un fallo del tanque de oxígeno líquido

Explota el cohete de SpaceX para llevar Internet a África

La explosión del cohete Falcon 9 de SpaceX, que destruyó un satélite de 200 millones de dólares y la plataforma de lanzamiento de Cabo Cañaveral, ya tiene una posible causa.

El pasado uno de septiembre, sobre las nueve de la mañana en Cabo Cañaveral (Florida), SpaceX trató de enviar un cohete Falcon 9 al espacio para desplegar un satélite Amos-6 del programa de Internet abierto de Facebook. Sin embargo, el cohete explotó de forma inesperada y destruyó su preciada carga (valorada en 200 millones de dólares), sin que Elon Musk -fundador de SpaceX- pudiera dar una explicación clara sobre lo sucedido.

Ahora, varias semanas después, parece que ya hay una posible razón que explicaría este incidente, que fue tan descomunal como para escucharse hasta a 50 kilómetros de distancia. Una gran brecha en el sistema de helio criogénico del tanque de oxígeno líquido del cohete parece la causa más probable, a juicio de la propia SpaceX, la FAA (regulador espacial norteamericano), la NASA o la Fuerza Aérea de EEUU.

Todos estos organismos han analizado más de 3.000 pruebas, entre datos de ingeniería, vídeo, audio e imágenes, hasta detectar este potencial error, según adelanta The Register. SpaceX utiliza oxígeno conservado a temperaturas muy bajas (para que sea más denso y quepa en los tanques) como oxidante junto al queroseno RP-1 como combustible para sus cohetes. 

Recordemos que, además de la completa destrucción del cohete y el satélite que cargaba, la NASA también ha sufrido daños de gravedad en su plataforma de lanzamiento, que se ha quedado fuera de servicio por un período estimado de cuatro meses mientras duran los trabajos de reconstrucción. Por ello, SpaceX ha cambiado el lugar de lanzamiento de sus próximas misiones al Centro Espacial Kennedy y la base militar de Vadenberg, en California.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.