Tecnología

Los ejecutivos finalmente miran hacia el vídeo online

Netflix está logrando que las majors estadounidenses, que tanto se han negado, consideren seriamente la comercialización de sus contenidos a través de Internet. Las cifras de suscriptores han maravillado a la industria que ahora es capaz de ver un horizonte en el modelo online. Probablemente comience así el esperado proceso para llevar la televisión a Internet. Ahora está por ver la agilidad con la que son capaces de reaccionar las industrias de otros países.

Según un artículo publicado en The Wall Street Journal por Jessica E. Vascellaro, Lauren A. E. Schuker y Sam Schechner, los jefes de los medios de comunicación están cambiando su postura públicamente sobre Netflix y, más interesante, estarían intentando convencer a los inversores sobre las posibilidades económicas que ofrece.

Las cifras de Netflix están demostrando que el modelo de explotación de vídeo online es posible y al mismo tiempo la compañía ofrece una solución al conflicto de las descargas sin licencia. De esta manera se calman los dos grandes temores de las compañías propietarias de derechos de los contenidos audiovisuales. El modelo está ahí, igual que la disposición de los consumidores, sólo falta el paso definitivo de las majors.

El artículo de The Wall Street Journal cita las palabras de un ejecutivo que considera que es mejor adaptarse al nuevo modelo que seguir perdiendo el tiempo decidiendo si es positivo o negativo:

“Puedes esperar para tener una visión estratégica sobre si es bueno o malo mientras todos tus competidores ganan grandes cheques. El modelo no va a desaparecer. Así que si no los puedes vencer, úneteles”.

El modelo de suscripción online

Netflix comenzó como una compañía de alquiler de películas en DVD con un sistema de solicitudes a través de Internet, pero rápidamente decidió apostar por el streaming de vídeo on demand, siempre funcionando con un modelo de suscripción. Esto parece ser que es lo que ha convencido a compañías como Time Warner, CBS o News Corp, porque se parece a un modelo que conocen desde hace tiempo y en el que confían plenamente: la televisión de pago de toda la vida.

Esto debería de ser una llamada de atención para todos los contenedores de televisión por pago ya sea satelital, por cable o fibra óptica; tienen los contenidos, las relaciones con productores y distribuidores y la experiencia. Evidentemente es mucho más difícil de lo que parece, pero tienen que llevar su negocio a Internet. De lo contrario otros lo harán.

Qué papel jugarán Google TV y Apple TV

Los dos grandes gigantes de las nuevas tecnologías lo son porque han estado dispuestos a meterse en todos los terrenos con entusiasmo, innovación y fuertes inversiones. Aunque a veces las cosas les han salido mal, el balance de ambas es claramente positivo.

Google TV y Apple TV son los proyectos con los que quieren entrar en el negocio del Web TV, sin embargo hasta ahora no han sido capaces de ofrecer a los consumidores algo realmente atractivo, de hecho para muchos ni siquiera está muy claro qué son.

Según el Financial Times, Netflix tiene intención de llegar a algunos países de Latinoamérica, como México, Brasil y Argentina, en el corto plazo, ¿jugará esta compañía, en la industria de la televisión y el cine, el mismo papel que jugó iTunes en el negocio de la música?

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo