Tecnología

Egipto ordena la censura de la pornografía online

Escrito por Pablo G. Bejerano

El fiscal general del Estado ha pedido al gobierno que bloquee los sitios pornográficos. Sería el primer acto de censura online en Egipto desde el fin de Mubarak.

El fiscal general del Estado en Egipto ha ordenado que se bloqueen los sitios de pornografía online. La orden ha sido remitida a las instituciones ministeriales de Interior, Telecomunicaciones e Información, que deberán impedir el acceso de los usuarios a cualquier imagen o escena de este tipo en Internet.

Un tribunal administrativo dio una orden similar en el año 2009 acerca del contenido pornográfico en Internet, al que acusaba afirmando que “arruina los valores morales”. El fiscal general del Estado de Egipto, Abdel Meguid Mahmud, ha retomado este camino, ordenado el bloqueo de todos los sitios que muestren “imágenes y escenas” para adultos.

Según lo que ha dictado Meguid Mahmud, los ministerios de Interior, Telecomunicaciones e Información deben asegurar que se cumpla esta medida, que sería la primera acción de censura online desde que cayó el régimen de Hosni Mubarak. Durante la revuelta que acabó derrocando al dictador, las comunicaciones a través de Internet tuvieron una importancia destacada en Egipto, tanto es así que desde el Estado se llegó a cortar totalmente el acceso a la Red.

Política y polémica

En el pasado mes de octubre el gobierno, constituido por el Partido Libertad y Justicia, rama política del grupo de los Hermanos Musulamnes, intentó destituir al fiscal general Meguid Mahmud.

Sin embargo, el fiscal general del Estado no puede ser cesado por el gobierno y Meguid Mahmud se negó a marcharse. El presidente del Mohamed Morsi pidió al fiscal general que dimitiera si no era capaz de encontrar pruebas para acusar a altos cargos del régimen de Mubarak, los cuales tenían puestos de responsabilidad cuando se reprimieron violentamente las protestas de principios de 2011.

Ante la negativa de Meguid Mahmud a abandonar el cargo se llegó a un acuerdo para que permaneciera en él hasta su jubilación. Con la orden de bloquear sitios web pornográficos, el gobierno se vería obligado a hacer lo que no se ha hecho desde que cayó el régimen de Mubarak y se restableció el acceso a Internet: aplicar censura online.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano