Tecnología

Efecto demo: cuando la tecnología falla en el peor momento

5 errores de liderazgo que hasta los mejores responsables cometen

Dicen que no hay nada como mostrar un producto en vivo para que la audiencia desee comprarlo. Todos preferimos ver una casa a comprar sobre plano, igual que -al menos hasta la aparición del comercio electrónico- era una gozada oler y tocar la fruta antes de comprarla para saber si estaba buena. Ver las cosas en acción es la mejor prueba de que todo funciona y podemos confiar en ello.

En el ámbito tecnológico, esta clase de pruebas vivientes del rendimiento de un lanzamiento inminente no siempre son tan sencillas de conseguir. Y es que, en muchas ocasiones, hablamos de dispositivos o soluciones que todavía no están a la venta o que ni siquiera cuentan con una versión estable que dejar para probar a los analistas e influencers.

Estos son los lenguajes de programación que te harán triunfar en 2018

Por eso, lo único que nos queda son las presentaciones de los directivos de cada casa, las demos en directo que hacen sobre los escenarios.

Y es ahí donde comienzan los problemas y cuando se acuña el término de ‘efecto demo‘ para hacer referencia a aquellas demostraciones que fallan por algún motivo y dejan al ponente en una situación más que comprometida delante de su audiencia. Un gazapo de cara a la opinión pública que, más allá de las bromas del momento, puede comprometer la confianza de los consumidores y perjudicar la valoración de la compañía.

Hemos recogido cuatro de estos grandes ‘efectos demo’ que marcaron una época: desde el mítico pantallazo azul de Bill Gates al presentar Windows 98 hasta el más reciente de Apple al tratar de mostrar cómo funciona su Face ID en un iPhone X. Y es que nadie es inmune a que todo falle en el momento menos indicado para ello…

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.