Tecnología

EE UU habría pedido información de hasta 40.000 usuarios de Facebook, Google y LinkedIn

lock_cerradur
Escrito por Redacción TICbeat

Las compañías aprovechan la bula del gobierno y desvelan cuántas solicitudes les han llegado de la NSA y cuántas cuentas podrían estar afectadas.

Dicho y hecho. Una semana después de que las grandes compañías de Internet alcanzasen un acuerdo con el Gobierno estadounidense mediante el cual podrían desvelar más datos de las solicitudes vigilancia que les llegan, Facebook, Google y LinkedIn han ofrecido algunos detalles sobre la cantidad de cartas y peticiones que han recibido de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense.

Los datos cifran en hasta 40.000 ciudadanos a los usuarios de las tres compañías que podrían verse afectados por estas solicitudes de información de las autoridades, según publica la web Recode.

En el caso de Google, el gigante de Internet ha informado públicamente de que entre julio de 2012 y julio de 2013 podría haber recibido entre ninguna y 4.000 solicitudes relacionadas con la FISA (la Ley de Vigilancia ciudadana). Una cifra que no es cerrada ni definitiva, pero de la que los ejecutivos de la compañía sí indican que podría haber involucrado a las cuentas de hasta 25.000 de sus usuarios.

Facebook podría haber recibido más peticiones gubernamentales de información en el mismo período; en concreto, la red social ha aventurado que le podrían haber llegado hasta 6.000, pero, sin embargo, éstas habrían afectado a menos usuarios que las recibidas por Google: hasta 15.000 usuarios.

LinkedIn ha sido más transparente en los datos que ha desclasificado, aunque la magnitud de éstos es menor: según sus propias informaciones, las 83 peticiones de las autoridades que recibió la red social de profesional no involucraron a más de 97 usuarios.

Un pequeño paso para un lobby

Hace apenas una semana, el lobby de las tecnológicas alcanzó un pacto con la Administración Obama según el cual podrían empezar a desvelar, por primera vez en la historia, cuántas órdenes judiciales reciben del Foreign Intelligence Surveillance Court, tribunal especializado en asuntos de seguridad nacional, así como desvelar cuántas cartas les llegan del FBI. También podrán revelar, en términos generales, qué número de usuarios se ve afectado por estas decisiones de vigilancia de los gobiernos.

El acuerdo llegó después de las declaraciones en las que el presidente estadounidense, Barack Obama, prometió algo más de flexibilidad en la vigilancia que su gobierno ejerce sobre los ciudadanos en la red. La negociación ha sido interpretada como un intento de alcanzar el equilibrio entre las compañías de Internet, que se quejan, desde hace tiempo, de que están atadas de manos ante las exigencias de las autoridades, y los intereses gubernamentales, a los que les conviene más cerrar qué se puede decir y qué no se puede decir sobre sus investigaciones y en qué momento.

La realidad es que este paso tampoco supone una gran liberación para las tecnológicas, que continuarán sin poder negarse a satisfacer aquellas solicitudes gubernamentales de información que les parezcan invasivas.

Foto cc: westpark

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.