Tecnología

EEUU financió durante 5 años un programa de identificación de OVNIs

Escrito por Marcos Merino

Entre 2007 y 2012, la compañía aeroespacial de Robert Bigelow (un magnate convencido de la presencia de alienígenas en la Tierra) recibió financiación para “aclarar” algunos avistamientos extraños realizados por aviones militares.

El New York Times ha descubierto que el Departamento de Defensa de los Estados Unidos financió en secreto durante 5 años un programa (denominado “Identificación Avanzada de Amenazas Aeroespaciales”) cuyo objetivo era verificar los informes de avistamientos de OVNIs (objetos voladores no identificados). Después de 2012 el programa dejó de recibir financiación pública, pero aún hoy sigue técnicamente activo.

La iniciativa de financiar este programa la tuvo, en 2007, el senador demócrata Harry Reid, y la mayor parte del dinero invertido (22 millones de dólares anuales) fue a parar a Bigelow Aeroespace, una compañía aeroespacial que ha colaborado con la NASA diseñando módulos inflables para la Estación Espacial Internacional. La compañía pertenece a un amigo de Reid, Robert Bigelow, un magnate que hace unos meses declaró públicamente durante una entrevista en la CBS su convencimiento de la presencia de extraterrestres en la Tierra: “Estoy absolutamente convencido. Ha habido y hay una presencia existente, una presencia extraterrestre. Y gasté millones y millones y millones, probablemente gasté más que cualquier otra persona en los Estados Unidos ha gastado en este tema”

Aunque muchos detalles del programa de Identificación Avanzada de Amenazas Aeroespaciales sigue siendo secreto, se sabe que entre el tipo de información que debía analizar se encontraban vídeos de encuentros entre aviones militares estadounidenses y objetos misteriosos sin explicación convencional aparente, como supuestos vehículos que volaban a gran velocidad o que flotaban sin una fuente aparente de propulsión.

Eso no significa en modo alguno que lo que buscan Reid y otros senadores que respaldaron el programa fueran la prueba de presencias alienígenas (a lo largo de las últimas décadas, muchos supuestos avistamientos OVNI han sido explicados por experimentos militares secretos). Sin embargo, el propio Reid reconoció que en 2009 se habían realizado descubrimientos “altamente sensibles” y “poco convencionales”, y un informe del programa de ese mismo año ponía en duda la capacidad de EEUU para defenderse “de lo que habían visto”. En cualquier caso, el escepticismo hacia la el fenómeno OVNI y la oposición a esta clase de gastos públicos hace difícil que EEUU resucite su programa de Identificación Avanzada de Amenazas Aeroespaciales.

Vía | Engadget

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.