Tecnología

Las editoriales atacan contra Amazon con Bookish

Escrito por Natasha Bernal

Se lanza un nuevo plataforma de tres editoriales que hace las mismas funciones que Amazon, con mayor especialización.

Las editoriales por fin se han lanzado a la batalla de las tiendas digitales: tras pérdidas, cierres y desengaños durante los últimos años,  por fin se han rendido ante el poder de la compra de libros digital.

Penguin, Simon & Schuster y Hachette han lanzado una nueva plataforma de contenido literario llamado Bookish, una vía de venta que tiene el objetivo doble de promocionar los libros de las publicaciones y permitir que los aficionados compren directamente cualquier tipo de formato desde la plataforma. Bookish permite ver los bestsellers, descubrir nuevos libros y ver contenido adicional como ensayos o post de opinión de escritores. Cuenta con muchos detalles, características adicionales y ofertas exclusivas que sólo las editoriales pueden permitirse.

Esta nueva iniciativa rompería la inmensa presión de Amazon sobre las ventas de libros online y resolvería los problemas de la disponibilidad de los libros digitales directamente desde las editoriales. El motor de ventas online ha sido un problema por haber creado una vía alternativa para publicar libros de autores independientes y deshacer el control de precios de las grandes editoriales. Además, cuentan con una aplicación móvil para Android y iOS que permite ver los mismos contenidos on the go, un valor añadido para los que quieran tener todo en el smartphone.

Como ya reportamos en 2012, las editoriales se han visto forzadas a cambiar el rumbo tradicional que no funcionaba con el crecimiento de los e-books y los precios de las tiendas convencionales. Penguin y Random House, veteranas del mundo editorial, iniciaron el año pasado una nueva represalia para poder posicionarse mejor frente a Amazon: en lugar de competir entre ellas, llegaron a un acuerdo para fusionar las dos marcas, algo que puede aislar y perjudicar el avance de Amazon, algo que se aprobó este mes en EEUU.

Sobre el autor de este artículo

Natasha Bernal