Tecnología

El ebook ya es el 22% de la producción editorial española

Escrito por Raquel C. Pico

En 2012, se editaron 20.079 obras en formato libro electrónico, un 13% más que en el año precedente.

La edición en formato electrónico no ha dejado de crecer en España en los últimos tiempos. La última estadística de la Agencia del ISBN confirma lo que los lectores de ebooks habían estado viendo durante los últimos meses en sus tiendas de libros electrónicos de cabecera: cada vez hay más donde escoger cuando se trata de leer en formato electrónico.

El informe anual de la Agencia del ISBN muestra, en cifras generales, una caída en la edición. 2012 se cerró con un total de 88.349 libros editados en todos los formatos, frente a los algo más de 103.000 libros editados en España en 2011. Y donde se nota el bajón es el terreno de los libros en papel. La agencia catalogó 64.061 obras durante 2012, menos que en en el año precedente.

En el caso de los libros electrónicos, la tendencia fue sin embargo al alza. En 2012 se registraron un total de 20.079 obras en formato ebook, lo que supone un crecimiento de un 13% frente a los 17.843 libros electrónicos que se editaron durante el año anterior. La cifra confirma además el peso creciente del formato electrónico en el total: el ebook ha sido ya el 22% de la producción de las editoriales españolas durante 2012.

Aunque el ISBN no es ya obligatorio, sí es recomendable, puesto que es el elemento que permite identificar el libro en los diferentes soportes de comercialización. Amazon, una de las principales plataformas de comercialización de libro electrónico, otorga a sus productos en venta un número propio, el ASIN, pero para vender en más de una plataforma es necesario – por una cuestión de logística realmente (sin él es más difícil que tu libro se encuentre) – contar con un número ISBN. Por tanto, y a pesar de la no obligatoriedad, los resultados de este estudio pueden servir para tomar un pulso bastante realista del mercado del libro electrónico.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico