Tecnología

Dyson, ¿de vender aspiradoras a fabricar coches eléctricos como Tesla?

Varios movimientos indican que Dyson está preparando su desembarco en el mercado de los coches eléctricos. ¿El último? ‘Robarle’ a Tesla su director de comunicación.

Sir James Dyson logró crear todo un imperio basado en la electrónica más básica y elemental que necesitamos en nuestras vidas: aspiradoras, purificadores de aire, humidificadores o secadores de pelo. Sin embargo, parece que no es suficiente para esta compañía, ya que la firma está dando pasos decididos para introducirse en el mercado de los coches eléctricos, en plena competencia con Tesla.

Ya el pasado mayo se destapó que Dyson había registrado varias patentes de baterías eléctricas susceptibles de ser usadas en vehículos. También conocimos que la empresa había recibido importante financiación gubernamental para desarrollar sus coches eléctricos. Y sus tecnologías de baterías y motores eléctricos son más que conocidas y utilizadas en algunos de sus dispositivos actuales. A todo ello hemos de unir el reciente fichaje de Ricardo Reyes, exportavoz de Tesla Motors, como nuevo director de comunicación.

El de Reyes (que anteriormente trabajó en Google, YouTube o Square) se trata de un nombramiento que, pese a no estar directamente relacionado con el equipo de I+D o comercial, es extraordinariamente revelador. No en vano, este profesional fue el encargado de dar a conocer y crear toda la estrategia de comunicación en torno a los Tesla Roadster, Model S o Model X. Asimismo, y según adelantan en Bloomberg, Reyes era una de las personas más cercanas a Elon Musk y una de las que más influía en sus ideas y lanzamientos futuros. Pero la relación entre ambos se deterioró notablemente con el paso de los años, llevando a varios enfrentamientos públicos en torno al lanzamiento de determinados productos.

Pero Reyes no es el único indicador de que el desembarco de Dyson en el mercado de los coches eléctricos puede ser inminente: la empresa compró la empresa especializada en baterías Sakti en 2015 por unos 90 millones de dólares, además de haber comprometido una inversión en nuevas baterías y sistemas de almacenamiento energético de más de 1.000 millones de libras para los próximos cinco años.

Por otro lado, Dyson también cuenta con una amplia experiencia en la invención y fabricación de motores eléctricos en distintos tamaños. Por ejemplo, el Laboratorio 61 -situado en la sede principal de la empresa- está repleto de motores a escala empleados en sus distintos productos durante años, incluyendo por ejemplo la turbina miniaturizada empleada en algunos de sus secadores de pelo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.