Tecnología

Dualismo digital: el antagonismo entre el mundo offline y online

dualismo
Escrito por Mihaela Marín

El fuerte contacto que hemos establecido con la tecnología desde que nació el Internet ha hecho inevitable la aparición de distintas teorías sobre la ubicación de los usuarios que interactúan con los medios digitales. Una de estas y la que más debate ha generado pertenece a Nathan Jurgenson, el fundador del blog Cyborgology.

En uno de sus posts del año 2011 introducía por la primera vez el concepto de dualismo digital, también entendido como la separación del mundo offline y online en dos realidades distintas. Pero al leer sus ideas nos vamos a dar cuenta de que la razón por la que inventó esta nueva calificación fue para encontrar un nombre que defina lo que el autor consideraba una verdadera “falacia”:

“Algunos tienen la tendencia de ver el mundo físico y el mundo digital separados; es lo que llamo dualismo digital. Los dualistas digitales creen que el mundo digital es virtual y el mundo físico es real. Estas desviaciones motivan muchas de las críticas de páginas como Facebook y las demás de la red y fundamentalmente creo que el dualismo digital es una falacia “, resalta Jurgenson en su artículo “Digital Dualism versus Augmented Reality.

 Su razonamiento iba dirigido a aquellas personas que usaban frecuentemente las palabras online y offline para describir sus experiencias fuera y dentro del entorno digital. En la opinión del autor la línea que separa los dos mundos es un argumento falso que no encuentra su justificación en un mundo dominado por las nuevas tecnologías. En cambio, propone el concepto de “realidad aumentada” para definir su propia perspectiva de un mundo digital y físico fuertemente entrelazados:

“Propongo una perspectiva distinta que afirma que nuestra realidad es al mismo tiempo tecnológica y orgánica y de la misma forma física y digital. No entramos y salimos del mundo digital y físico igual que en Matrix, pero en cambio vivimos en una única realidad, una aumentada por átomos y bits”.

Avanzando un poco más en su argumentación, Nathan Jurgenson afirma que los perfiles de Facebook representan un ejemplo de este tipo de fusión entre los dos mundos: las experiencias de nuestra vida real y vida digital están interrelacionadas.

 

shutterstock_154890644

Imagen

 

Los moderados, una categoría para equilibrar los dos extremos

Una respuesta definitiva a la cuestión planteada por el autor del post depende de factores muy subjetivos y quizá por este motivo haya sido un tema que ha generado debate. También hay que añadir que el amplio acceso a Internet ha difuminado tanto la línea entre la vida online y offline que para muchos de nosotros sería imposible dividirlos en dos mundos completamente separados.

Por otro lado, los detractores de la teoría ofrecen una perspectiva totalmente distinta. Según algunos autores nuestras vidas detrás de las pantallas carecen de importancia por ser un intento de sustituir las conversaciones reales con relaciones superficiales para conseguir más seguridad.

Otros piensan que pasa exactamente al revés, es decir el mundo digital es el que ha ganado más significado dado que los datos y el software tienen más valor que el hardware y otros materiales que encontramos en nuestro espacio físico. Por lo tanto en este caso tampoco podemos hablar de una unión entre los dos mundos, sino más bien de una relación desigual.

El contraste entre los argumentos de los que sostienen la idea de dualismo digital es un indicador del hecho que es muy difícil hacer una valoración del nivel de implicación con dos mundos que presentan un significado particular para cada usuario en parte.

La ambigüedad que rodea este tema polémico ha sido prevista por el autor del post mencionado anteriormente. En otro de los artículos que le siguieron, el blogger amplía las categorías que al principio se limitaban sólo a los que tenían opiniones positivas o negativas y crea otros dos niveles intermedios:

  • Dualismo digital fuerte: el mundo digital y físico son diferentes, tienen propiedades (características) distintas y no interactúan

  • Dualismo digital moderado: el mundo digital y físico son diferentes, tienen propiedades distintas e interactúan

  • Realidad aumentada moderada: el mundo digital y físico son parte de la misma realidad, tienen propiedades distintas e interactúan

  • Realidad aumentada fuerte: el mundo digital y físico forman parte de la misma realidad y tienen las mismas propiedades

A diferencia de la clasificación del principio, los nuevos grupos de los moderados evitan introducir a los consumidores de contenido digital en dos categorías extremas. De esta forma se crean los ‘dualistas’ moderados que siguen afirmando que el mundo digital y físico interactúan a pesar de sus características distintas y por otro lado los otros moderados o partidarios de la teoría de realidad aumentada quienes afirman que los dos mundos representan la misma realidad pero presentan propiedades distintas.

¿Es suficiente esta distribución renovada para combatir la teoría debatida por Jurgenson? De momento el concepto de dualismo digital sigue siendo complejo. La confusión se genera al evaluar psicológicamente la idea de espacio y tiempo en un mundo físico, al que estamos acostumbrados, y por otro lado un espacio intangible, compuesto por bits y píxeles, que ha sido nuestra propia creación, pero al que tenemos acceso en otras condiciones.

Desde que hemos inventado el Internet el mundo sigue igual. La única diferencia es que hemos añadido otro elemento tan influyente en nuestras vidas que lo hemos acogido como una realidad igual de necesaria.

Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.