Tecnología

Dinamarca renuncia al sistema antipiratería de tres avisos

Dinamarca cambiará su estrategia de lucha contra la piratería. El país norteño va a anunciar en breve que renuncia a implementar un sistema de tres avisos como medida de lucha contra las descargas ilegales, pasándose a la educación de los internautas en lugar de la persecución directa de aquellos que infringen la normativa, como ya se está haciendo en lugares como Francia. En el país vecino, la ley Hadopi corta el acceso a internet a aquellos usuarios que descargan contenidos de forma irregular tras haberles enviado tres avisos concernientes a su actividad.

El gobierno danés va a apostar por el bautizado como Paquete Pirata, según ha podido saber TorrentFreak gracias a un documento interno del ministerio, que va a potenciar la creación de productos legales que cubran ese consumo que ahora se realiza de forma paralegal. El primer paso será establecer un ‘foro de innovación’, en el que se intercambiarán ideas sobre cómo se puede innovar en el mercado de los contenidos en la red para llegar, con una propuesta legal a aquellos que consumen productos protegidos por los derechos de autor sin consentimiento de los tenedores de los mismos.

Según apunta ese mismo documento, el Ministerio de Cultura danés trabajará con las operadoras de telecomunicaciones, los gestores de derechos de autor y las organizaciones de consumidores en la educación de los internautas. Lo que busca la nueva iniciativa es conseguir que los usuarios tengan claro que servicios son legales y cuales no en el consumo de contenidos en la red. Igualmente, el plan intentará cambiar la percepción de los internautas sobre las consecuencias de consumir pirata y sobre la necesidad de poner contraseñas a sus redes WiFi.

Aunque la parte educativa no estará sola: Dinamarca también intentará bloquear el acceso a sitios controvertidos y eliminar los contenidos protegidos por copyright de la red. El primer punto obligará a las teleco a actuar (algo a lo que las operadoras de telecomunicaciones de prácticamente todos los países se han opuesto siempre, por la carga de trabajo y costes que tienen que asumir). Para bloquear el acceso a un site, los responsables de los derechos tendrán que comunicar la infracción a una operadora de telecomunicaciones, que bloqueará el acceso y compartirá su decisión con las demás operadoras.

Las normas tres avisos no han demostrado ser, hasta ahora, muy funcionales. Francia, el país europeo en el que su introducción ha causado más titulares, no ha conseguido mucho con ella. En los nueve primeros meses de aplicación de la normativa, aunque se enviaron 400.000 advertencias a usuarios finales no se consiguió recaudar nada mediante multa. Los franceses dejaron de usar las redes P2P pero no de conseguir los contenidos que buscaban allí: un año después de la entrada en vigor de la normativa, el tráfico de Megaupload en el país galo había crecido un 35%.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico