Tecnología

El despegue de México en diseño web

diseño web mexicoLa agencia digital Grupo W puso en marcha en 2009 un proyecto formativo para atraer a jóvenes talentos del diseño web. La empresa dio el salto a Estados Unidos a finales de 2010 y actualmente su escuela constituye un pilar importante para la compañía. Pero no sólo eso, el centro educativo es una mina de profesionales que salen preparados para emprender proyectos creativos.

El diseño web es una de las disciplinas más demandas en el sector tecnológico, relacionado con Internet. En Latinoamérica es un área emergente. Concretamente en México, el proyecto llevado a cabo por Grupo W es una de las iniciativas que está contribuyendo a potenciar este sector.

El fundador de Grupo W, Ulises Valencia, pone el acento en la importancia creciente que está adquiriendo el diseño web en Latinoamérica, señalando las regiones más punteras: “México y Brasil están en estos momentos por encima de otros países latinoamericanos, aunque están ocurriendo cosas interesantes en Argentina y Colombia.”

En su último artículo para TICbeat, Mariano A. Goren, desarrollador de negocios digitales, insistía en la necesidad de progresar en toda Latinoamérica para adaptar el diseño a los usuarios, impulsando la creatividad. La iniciativa del Grupo W enlaza con esta idea.

La agencia mexicana abrió su escuela Digital Invanders en 2009, cuando la primera generación de estudiantes permaneció los tres meses de estancia estipulados. En ese momento sólo se estaba buscando la solución a un problema interno. La compañía crecía rápido y se encontraba con dificultades para suplir las horas de vacaciones de sus empleados, debido a la falta de profesionales cualificados.

Sin embargo, la escuela Digital Invanders ha trascendido los objetivos para los que fue creada. Un proyecto que era meramente enfocado a formación para fines internos ahora ofrece cursos aprovechados por jóvenes que después desarrollan su labor profesional en otros centros, enriqueciendo así el mercado del diseño web en el país.

Según recoge TheNextWeb, en una entrevista a Ulises Valencia, no existen clases programadas. La formación está basada en las habilidades personales de los estudiantes. La intención es que aprendan a usar estas capacidades para profundizar en su creatividad.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano