Demanda masiva contra piratas pornográficos

pornografía, demanda, redes sociales, compartirUn productor de películas porno ha puesto una demanda ante las autoridades federales de Estados Unidos contra más de 7.000 personas por compartir ilegalmente su creación ‘Batman XXX: A Porn Parody’. Esta práctica de llevar ante los tribunales a usuarios individuales, en lugar de a organizaciones se ha convertido en una forma directa de presión a quienes están más desprotegidos legalmente.

Axel Braun es quien posee la productora que ha interpuesto la demanda ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos de Virginia Occidental contra 7.098 personas. Están acusados de compartir ilegalmente un producto con copyright. ‘Batman XXX: A Porn Parody’ es la película – cuyo protagonista es el propio Braun – que ha generado las accciones legales por parte del productor.

El film está distribuido por una de las compañías más conocidas en la industria del porno de Estados Unidos, Vivid Entertainment. A finales de septiembre, algunos grandes de este sector se pusieron de acuerdo para tomar medidas legales conjuntas contra las descargas de sus contenidos protegidos por derechos de autor.

“Si reúnes a un grupo de gente, es más difícil para cada individuo hacer oír su caso y que éste sea examinado”, comentaba en declaraciones a CNET Cindy Cohn, el director legal del grupo Electronic Frontier Foundation, que protege los derechos de libertad de expresión ante las amenazas de la era digital.

Las redes sociales pornográficas y sus amenazas legales

Las redes sociales para adultos están entre las páginas más visitadas del mundo. Los usuarios, que pueden adoptar un papel más activo enviando su propio contenido, contribuyen al enriquecimiento del site. Esto entra en conflicto con los intereses de la industria pornográfica, ya que sus productos se comparten gratuitamente.

Ante esta situación algunas grandes productoras y distribuidoras han optado por sumar fuerzas y constituirse en lobby, con el fin de frenar la incidencia de estas plataformas en su negocio. El objetivo último estaría en lograr un cambio de legislación que evitara sus pérdidas. Aunque esta demanda a más de 7.000 personas demuestra que su método de defensa puede ir encaminado a hacer presión a los usuarios, antes que a las compañías que gestionan las redes sociales porno. Las personas individuales se encuentran más desprotegidas legalmente, por lo que resultan un blanco más fácil.

Contenidos Relacionados

Top