Tecnología

Dell venderá su unidad de servicios TIC a NTT para conseguir liquidez

logo-dell

Siguen las operaciones previas a la mayor adquisición de la historia del sector tecnológico, la que integrará EMC dentro de Dell. En ese sentido, a los recientes despidos masivos en EMC, hemos de sumar la desinversión de Dell en varios de sus negocios no estratégicos, como sus servicios TIC.

Así, tal y como informan desde Recode, la firma norteamericana estaría muy cerca de vender esta unidad al gigante japonés de telecomunicaciones NTT, por una suma que superaría los 3.500 millones de dólares.

El anuncio formal podría producirse mañana mismo, cuando está prevista una reunión entre los máximos ejecutivos de NTT y el propio Michael Dell en Nueva York. De materializarse la operación, Dell estaría aceptando ciertas pérdidas con la venta de esta unidad, ya que la mayor parte de su cartera de clientes y servicios proviene de Perot Systems, compañía adquirida por Dell en 2009 por 3.900 millones de dólares, 400 más de lo que va a ganar ahora al desprenderse de ella.

Sin embargo, este aspecto parece importar poco a Dell, compañía que está necesitada de capital en efectivo para reducir su deuda y permitirle afrontar con éxito la compra de EMC. No en vano, la compañía cifró en 67.000 millones de dólares el coste de la integración, de los que 50.000 provendrán de deuda. Por ello, la firma está planteándose la venta de otros negocios con los que hacer dinero rápido, incluyendo marcas de software tan interesantes como Quest o SonicWall. Con todos estos movimientos, Dell pretende recaudar hasta 10.000 millones de dólares adicionales.

NTT se impone a Atos y TCS en la puja

El acuerdo entre Dell y NTT está, según el portal norteamericano, prácticamente cerrado. Sin embargo, la puja por la unidad de servicios TIC de la firma norteamericana ha involucrado a muchos otros pretendientes, como la francesa Atos, la cual trató de negociar su compra por más de 4.000 millones de dólares por medio de un intercambio de acciones, pero las conversaciones se rompieron tras la caída drástica del valor de sus títulos.

También TCS, una filial de la india Tata Group, trató de hacerse con este suculento premio, pero no hubo acuerdo por el montante total de la compra.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.