Tecnología

El perdón de Zuckerberg no convence a la Eurocámara

El perdón de Zuckerberg no convence a la Eurocámara

Como en el cuento de Pedro y el Lobo, las disculpas de Mark Zuckerberg no convencen a los eurodiputados tras la dilatada serie de polémicas de privacidad como el escándalo de Cambridge Analytica, las fake news o las injerencias rusas.

En los últimos tiempos, a Mark Zuckerberg le crecen los enanos, pese a que sustituya su camiseta gris por un traje o pida disculpas ante diferentes organismos internacionales por los escándalos de datos que han salpicado sus proyectos en los últimos tiempos. El más sonado, el de Cambridge Analytica, la consultora que habría empleado Facebook para obtener ilegalmente datos de 50 millones de usuarios con el propósito de usarlos en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a favor de la elección de Trump.

Tras muchos tiras y aflojas y un mes después de comparecer frente al Congreso estadounidense, el CEO de Facebook cedió a la presión del presidente del Parlamento, Antonio Tajani y acudió él mismo para prestar declaraciones y pedir disculpas, en lugar de enviar al vicepresidente de la compañía, tal y como tenía pensado. Además, aceptó que su comparecencia ante el Parlamento Europeo tuviese un carácter publico.

En el marco de su declaración en Bruselas, que únicamente duró una hora, el dueño de la red social más influyente del mundo pidió perdón por los últimos acontecimientos -que han llevado a muchas personas a borrar su cuenta en Facebook o a enfrentarse a los tribunales por el uso que hace de los datos de los usuarios- y prometió más “control, transparencia y rendición de cuentas”.

Pese a las muestras por tocar la fibra sensible de sus interlocutores apelando a las utilidades de Facebook en Europa como la información ante un atentado terrorista, el clima estuvo cargado de intranquilidad. Por ejemplo, Guy Verhofstad le dijo que “desde 2010 cada año debe disculparse por algo. Quince veces en una década, tres de ellas este año, y solo estamos en mayo”.

Facebook suspende 200 apps por abusos de privacidad similares al de Cambridge Analytica

Acompañado en todo momento por su abogado, Zuckerberg expresó compungido unas calculadas disculpas, arguyendo que desde Facebook no supieron extraer una visión suficiente de sus responsabilidades. “Ya sea que se tratara de noticias falsas, interferencia extranjera en las elecciones o que los desarrolladores hicieran mal uso de la información de la gente. Eso fue un error, y lo siento”.

También afirmó que el contenido inapropiado no tiene lugar entre sus páginas y recordó algunas de sus últimas hazañas como el borrado de 30.000 cuentas falsas en Francia para evitar intromisiones electorales o que el 99% de los mensajes terroristas desaparecen casi inmediatamente de Facebook. Entre otros mensajes sofisticadamente preparados, también recordó que da trabajo en el Viejo Continente a 10.000 personas en Europa y que abona sus impuestos según la ley.

En todo caso, no se aclaró que Facebook se trate de un monopolio demasiado poderoso, esquivó el tema de la regulación afirmando que no se podía perjudicar a los 80 millones de negocios pequeños que usan la red social y tampoco desmintió que en los últimos tiempos ha estado trasladando los datos de los usuarios europeos a sedes que no están afectadas por la jurisdicción comunitaria. 

Con muchas preguntas en el aire, Zuckerberg prometió responder por escrito a las cuestiones que quedaron sobre la mesa y aseguró que impulsaría cambios para luchar contra las fake news o el uso perverso de los datos.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.