Tecnología

Deberás actualizar a Windows 10 si tu ordenador tiene uno de estos procesadores

Procesador Windows 10
Escrito por Eduardo Álvarez

Microsoft comenzará muy pronto a bloquear todas las actualizaciones de Windows 7 y 8.1 a usuarios de procesadores Intel Kaby Lake y AMD Bristol Ridge.

Todo parece indicar que Microsoft va a volver a forzar a sus usuarios a actualizar a Windows 10, o al menos a los que usan procesadores Intel Kaby Lake y AMD Bristol Ridge de última generación. Muchos de podrían encontrarse ante la imposibilidad de instalar cualquier actualización del sistema, incluso las críticas que afectan a la seguridad.

La política de la compañía parece ser clara: si tu ordenador equipa uno de estos dos procesadores gaming, de los mejores del mundo, tienes que actualizar sí o sí aWindows 10. Si no, te arriesgas a no recibir actualización alguna, ni siquiera parches de seguridad. Los usuarios de W7 y 8.1 que tengan otros chips parecen tener más suerte.

Tanto los Intel Core de séptima generación como los nuevos AMD Ryzen han pasado por varias comparativas, sin embargo parece que irán juntos en esto. Microsoft quiere convertir Windows 10 en la plataforma de gaming universal, y para ello necesita que todos los gamers que se han gastado el dinero en los chips más potentes lo hagan también en una versión con licencia de W10.

De momento Ryzen se libra del bloqueo, aunque según señalan algunas fuentes podría sufrirlo muy pronto. Estos SoC de AMD vienen a competir directamente por el título de “el procesador más potente del mundo”, aunque lo tiene complicado según lo que hemos podido ver hasta ahora.

Estos son los procesadores más vendidos en Amazon España: ¿dónde está AMD?

Es evidente que la compañía con sede en Redmond trata de hacer que todos los procesadores de última generación corran en sistemas con W10, y lo hace de la forma más rápida posible: dejándolos sin soporte. Aún no ha entrado en efecto esta medida, pero lo hará muy pronto.

La polémica está servida, pues tanto Windows 7 como 8.1 aún cuenta con soporte y actualizaciones para varios años, al menos las imprescindibles, las que afectan a la seguridad. Estas dos versiones del SO dan ya problemas con los chips de séptima generación, tanto los Intel Core Kaby Lake como los AMD Bristol Ridge y Ryzen, aunque hasta ahora eran los usuarios los que decidían si dar el paso y actualizar o no hacerlo.

Artículo publicado en Computerhoy

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez