Tecnología

Datos abiertos para generar riqueza y beneficios sociales

Open data datos abiertos Tim Berners-Lee

Open data datos abiertos Tim Berners-LeeEl open data, la apertura de los datos para que cualquiera pueda utilizarlos, cada vez se está extendiendo más. Son muchos los gobiernos que apoyan esta iniciativa, que cuenta con el respaldo de Tim Berners-Lee, y ponen la información no confidencial o privada que han recogido a disposición de los ciudadanos.

Pero, ¿qué es exactamente open data? La idea del open data es la apertura total de los datos recogidos por el Gobierno para que puedan ser reutilizados. Generalmente, lo único que se tiene en cuenta a la hora de poner datos a disposición del público es la privacidad (no se abren, por ejemplo, datos médicos).

Una vez que un conjunto de datos se ha convertido en open data hay diferentes formas de ofrecerlo. Lo más normal, de todos modos, es que no haya restricciones para su utilización, siempre que se respeten los datos y no se presenten de una forma manipulada o sesgada.

En este sentido, podría parecer extraño que se permita su utilización para fines comerciales, ya que han sido recogidos con dinero público. Sin embargo, se entiende que su uso comercial es una forma de creación de empleo y riqueza, de los que finalmente se beneficiará la sociedad.

De todos modos, sí suele pedirse que no se almacenen en una base de datos propia, sino que se utilicen las diferentes APIs proporcionadas. Esto se hace para que siempre se acceda a una versión actualizada de los mismos, y no a versiones anteriores. Además, de este modo, si hay algún error en los datos puede corregirse en todas las aplicaciones de forma automática al actualizar la base de datos. Si no se va a hacer esto, se suele solicitar que, al menos, se incluya la fecha de la última actualización de los datos.

Apoyo de Berners-Lee

Uno de los principales ‘evangelizadores’ de los datos abiertos es Tim Berners-Lee. Considerado por muchos el padre de la web, Berners-Lee ha mostrado su apoyo total a esta iniciativa en muchas ocasiones.

Uno de estos apoyos tuvo lugar en una famosa charla TED. En ella, el físico da algunos ejemplos de aplicaciones creadas gracias al open data. Por ejemplo, en una ocasión se utilizaron datos sobre accidentes de bicicleta fueron utilizados (dos días después de ser abiertos) para hacer un mapa en el que aparecían señalados los puntos donde había tenido lugar un accidente, para poder elegir las rutas más seguras.

En otro caso, en una ciudad de Ohio, se utilizó para ver qué casas tenían acceso al agua. Después, con otros datos, se descubrió que las personas negras no tenían acceso a este bien, por lo que el ayuntamiento recibió una multa de 10 millones de dólares.

Control de los políticos

Este no es el único ejemplo de datos utilizados para controlar a la clase política. Uno de los proyectos más interesantes realizados gracias al open data es Where does my mony go? (‘¿a dónde va mi dinero?’).

Al introducir el salario anual aproximado, esta base de datos realiza una estimación para mostrar cuánto dinero recaudado mediante impuestos destina el Gobierno británico a diferentes actividades.

Por supuesto, utiliza datos oficiales y también permite ver cuánto dinero se destina, por ejemplo, a ayudar a los más necesitados, salud, defensa o medio ambiente, todo de una forma muy atractiva visualmente.

Open data datos abiertos Tim Berners-Lee

Detrás de esta página está la Open Knowledge Foundation, una organización sin ánimo de lucro fundada en 2004 que promueve la apertura de todo el conocimiento, “de sonetos a estadísticas, de genes a datos geográficos”, en sus propias palabras. ¿Por qué? “Por su potencial para proporcionar beneficios sociales de gran alcance”. (Aquí puedes leer más sobre su visión y objetivos)

¿Dónde puedo encontrar datos?

Hay muchas organizaciones y gobiernos con datos abiertos. Algunos ejemplos son el Gobierno vasco, el de Reino Unido, el de Estados Unidos o el Banco Mundial. También se puede acudir a la Open Data Foundation para obtener más información.

Imagen: Tim Berners-Lee. Crédito: Wikipedia.

Sobre el autor de este artículo

Guillermo del Palacio