Seguridad Tecnología

DANTE, la tecnología europea para prevenir atentados como el de Niza

dante terrorismo
Escrito por Ana Muñoz

Los últimos acontecimientos ocurridos en Niza han puesto una vez más al mundo en una situación de terror. Por eso, la Unión Europea está desarrollando una tecnología llamada DANTE para prevenir atentados terroristas.

El objetivo de DANTE, un sistema de detección y análisis, es dar caza a los terroristas en Internet, entender sus códigos, profundizar en sus células digitales y, por consecuencia, ir un paso más allá para evitar hechos como los que ocurrieron la pasada madrugada.

Expert System es la empresa artífice de la iniciativa y logró una subvención europea para seguir desarrollando su idea. Además, ha contado con la ayuda del Ministerio del Interior español, el italiano, así como con el apoyo de varias empresas de toda la región.

Y es que DANTE busca acabar con los atentados terroristas a través de una inteligencia semántica para detectar las posibles amenazas.

Este sistema consiste en entender lo que significan las palabras en su contexto. Su relevancia radica en la posibilidad que se tiene de aumentar al información digital y de filtrarla de forma eficaz.

Por lo tanto, la empresa italiana monitorizará y revisará en cinco idiomas todo el material de texto y multimedia de Internet que pueda encontrarse en España, Francia, Bélgica o Italia.

El seguimiento de la información que recoja el proyecto DANTE se realizará de forma automatizada, lo que permitirá a la compañía cruzar datos y establecer relaciones entre ellos. Así, alertarán de las posibles amenazas que puedan surgir.

Así es cómo Microsoft lucha contra el terrorismo online

Tal y como explican en la web de la Comisión Europea, el proyecto se pondrá en marcha el 1 de septiembre, por lo que era imposible conocer las intenciones del artífice del atentado en Niza. Sin embargo, en la página no aclaran si la tecnología de DANTE está desarrollada en su totalidad.

Para su ejecución la Comisión Europea ha otorgado a la compañía 400.000 euros y tendrá una duración de 30 meses.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.