Tecnología

Cultura tramita las 8 primeras solicitudes de la Ley Sinde-Wert

Primeros resultados de la Ley Sinde: La Secretaría de Estado de Cultura acaba de anunciar en un comunicado a los medios que la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual (CPI) ha admitido a trámite las primeras 8 solicitudes presentadas ante la misma por infracción de la propiedad intelectual.

Según explica Cultura en dicho comunicado, la decisión ya se ha comunicado a “los solicitantes, los responsables de la página web objeto de la solicitud y los intermediarios de la sociedad de la información” que han recibido la notificación que les comunica que tienen 48 horas para eliminar el contenido infractor o presentar las alegaciones y recursos correspondientes. Tras ese período, y si no se produce una respuesta, la notificación se convertirá en un procedimiento administrativo que puede acabar por obligar al responsable del site a eliminar ese contenido o a la administración a pedir a quienes den soporte al site (“los intermediarios de la sociedad de la información”) a cortar el acceso al mismo.

Aunque han sido 8 las solicitudes que han llegado a este estadio, no son las únicas que ha recibido Cultura. En total, la Comisión ha recibido 326, de las que 243 “presentaban faltas o no acompañaban algunos de los documentos preceptivos según lo establecido en el Real Decreto” por lo que fueron desestimadas. Las demás (75) se encuentran en fase preliminar. La cifra supera las 292 peticiones registradas en abril.

El caso Bajui

Cultura no ha hecho público el nombre de las webs que se han visto afectadas por esta primera aplicación de la normativa, aunque algunos nombres ya han transcendido. El abogado David Bravo ha publicado en ElDiario un artículo indicando la identidad del primer site afectado, Bajui.com.

Según explica Bravo, la Comisión ha iniciado formalmente un proceso contra uploaded.to, un site de almacenamiento en la nube en el que se encuentra alojado un disco de Luz Casal. La URL para la descarga es accesible desde Bajui.com, así que esa web y su administrador han recibido una notificación de infracción como intermediario para la descarga de ese contenido. Según Bravo, de no hacer lo que le piden (eliminar ese enlace para la descarga), podría ser multado con entre 150.001 a 600.000 euros.

#sindefensa

Y, según denuncia el abogado, a pesar de ese período de alegaciones que la ley otorga a los afectados, como en este caso Bajui.com, no están incluidos los intermediarios, ya que ellos no son “técnicamente”, tal y como explica en su artículo, parte del procedimiento. Así, ellos no podrán presentar alegaciones (que corresponderán a uploaded.to) y únicamente podrán borrar los enlaces al contenido cuestionado. Con el borrado, sentarían además, alerta Bravo, un precedente: a partir de entonces, el webmaster de la web en cuestión tendrá que estar atento para que no se vuelva a enlazar a ese mismo contenido.

Al no poder decir nada, los responsables de las webs se convierten en parte del proceso, pero una parte silenciosa. Esta situación ha sido duramente criticada por los internautas, que han expresado su protesta en Twitter mediante el hashtag #sindefensa, que rápidamente se ha convertido en trending topic.

Cómo funciona la Ley Sinde

La ley Sinde entraba en vigor el pasado 1 de marzo con un claro objetivo: las páginas de enlaces que permitían la descarga de contenidos protegidos por el derecho de autor. La norma deja el poder de control en una Comisión dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura, contando con un juez como autorizador de sus decisiones.

Las páginas pueden negarse a aceptar la retirada de enlaces, pero la norma prevé que entonces los proveedores de servicio bloqueen el acceso a la misma, como explicaba en un artículo sobre las dudas que despertaba la norma el experto en nuevas tecnologías y propiedad intelectual Javier Maestre.

Las primeras estimaciones apuntaban que 59 webs podrían caer tras la aprobación de la norma.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.