Tecnología

¿Cuáles son las ventajas de utilizar una eSIM o SIM Virtual?

esim o sim virtual
Escrito por Sandra Arteaga

Ya falta menos para que la SIM virtual o eSIM llegue a nuestros smartphones. Te contamos cuáles son sus características las ventajas que nos va a aportar.

Aunque la SIM virtual o eSIM cuenta con muchas ventajas respecto a la tarjeta SIM tradicional, su uso todavía no se ha extendido hasta nuestros terminales, y de acuerdo a los últimos datos ofrecidos por IHS Market no llegará a nuestros móviles hasta el 2018.

Se trata de una tecnología con mucho potencial para facilitar la conexión a las redes móviles pero, aunque se presentó allá por el año 2013, su implementación se ha ido retrasando debido a la carencia de un conjunto de especificaciones adecuado para el consumidor. En la actualidad son muy pocos los dispositivos que la incorporan, por ejemplo algunas variantes del iPad Pro o el smartwatch Samsung Gear S2.

La SIM virtual y reprogramable, cada vez más cerca

La GSMA, organización internacional que agrupa a las operadoras y fabricantes de telecomunicaciones de todo el mundo, ha estado trabajando durante años para incluir la SIM virtual en nuestros dispositivos, y por fin en 2016 aprobó el primer estándar de eSIM para tablets y wearables. La aprobación del segundo estándar, que es el que afecta a los smartphones, se espera para finales de este año, por lo que los primeros pasos se llevarán a cabo en 2018 y no será hasta 2019 cuando los fabricantes incorporarán la SIM virtual en sus dispositivos de manera generalizada.

 

Los esfuerzos de Microsoft, Intel y Qualcomm también están siendo de ayuda para impulsar la implantación de la eSIM. Las tres compañías se han asociado para desarrollar una nueva generación de PCs con soporte para la SIM virtual. Sin ir más lejos, los de Redmond confirmaron a finales del año pasado que Windows 10 será compatible con este nuevo formato, que además incluirá soporte para 5G, y permitirá que el usuario contrate o modifique su tarifa de datos directamente desde el escritorio.

Por si no tienes claro el concepto, SIM significa Subscriber Identity Module o Módulo de Identificación del Suscriptor en español, y fue introducida en 1991. Se trata de una tarjeta de plástico con diferentes dimensiones según su tipo que se introduce en un dispositivo y que reúne toda la información de la línea de teléfono, con los datos identificativos y las claves necesarias para que el operador pueda identificar los servicios contratados y efectuar la facturación.

Apple SIM, el primer intento de eSIM

La eSIM es la evolución de la SIM tradicional. Esta tecnología permite integrar toda la información de la tarjeta física en el procesador o en el módem de los dispositivos. Por ejemplo, en el caso de Intel la SIM virtual será compatible con su módem XMMTM 7260 y el XMM 7360, y Qualcomm incorpora la tecnología en el procesador Snapdragon 835. Además, los aparatos que estén equipados con ranura SIM tradicional podrán utilizar un adaptador para pasarse a la eSIM, así que no hay de qué preocuparse.

Otra de las ventajas del nuevo formato es que no hay que solicitar una nueva tarjeta con los cambios de compañía. Gracias a la especificación Remote SIM Provisioning (RSP) de la GSMA es posible almacenar y adoptar diversos perfiles o cuentas, de forma que cambiar de operador será más sencillo y no habrá necesidad de visitar una tienda física.

Pero aquí no acaban las ventajas de la eSIM. La desaparición de la SIM tradicional permitirá miniaturizar todavía más los teléfonos móviles, tablets, relojes inteligentes y otros dispositivos, ya que podrán deshacerse de la ranura para la tarjeta.

Ya falta menos para que podamos comprobar por experiencia propia los beneficios de la SIM virtual. Los analistas prevén que las SIMs extraibles no serán eliminadas de la noche a la mañana, sino que el cambio será gradual, pasando de los 5.400 millones de envíos en 2018 a los 5.100 millones en 2021. Ahora solo nos queda esperar.

Sobre el autor de este artículo

Sandra Arteaga

Sandra Arteaga es periodista y escribe sobre informática y tecnología de consumo desde hace más de nueve años. Cacharrea con ordenadores desde la era de Spectrum y no hay videojuego que no haya probado ni joystick que no haya pasado por sus manos.
Escribo reportajes de actualidad e Internet y prácticos en Personal Computer & Internet desde 2008.