Aplicaciones Tecnología

Crean el primer todoterreno que puede conducirse con una ‘app’

007-coche

Land Rover ha presentado una nueva tecnología que permite conducir sus todoterrenos desde fuera del coche gracias a una aplicación móvil.

¿Recuerda esa escena de 007: El mañana nunca muere cuando James Bond trata de escapar de un garaje con su flamante BMW 750iL conduciéndolo desde el asiento de atrás gracias a su móvil? Es momento, que a muchos puede sonar a futuro lejano o a una mezcla de realidad con ensoñaciones varias, parece estar más cerca de lo que creíamos.

Y es que, controlar nuestro coche como si de un radiocontrol se tratara podría ser algo habitual en los próximos años. Por lo pronto, algunas firmas como Land Rover ya han presentado sus primeros modelos que se pueden conducir desde fuera del vehículo a través de una sofisticada aplicación móvil.

¿Por qué han comenzado a desarrollar esta app los fabricantes de todoterreno? La razón de ello radica en que la tecnología aún no está preparada para manejar durante largos trayectos el vehículo –tampoco tendría mucho sentido pero sí que hay situaciones en las que un SUV es preferible conducirlo desde fuera del habitáculo. Podría ser el caso de una pendiente empinada o en zonas de muy difícil acceso, como arroyos o áreas con barro o nieve.

¿Cómo funciona este coche teledirigido?

La tecnología que emplea este vehículo teledirigido consiste principalmente en un conjunto de sensores que, conectados entre sí, son capaces de dirigir el coche en la dirección que queramos y evitar obstáculos. Todo ello se controla desde una app que muestra un pequeño volante y botones de acelerar y frenar.

La app solo funciona si el usuario está relativamente cerca del vehículo, con el fin de garantizar que el conductor tenga visión directa del coche en todo momento.

La seguridad, principal barrera de esta tecnología

Este tipo de vehículos se enfrentarán, sin embargo, a un problema muy importante cuando traten de aterrizar en el mercado: la seguridad. No en vano, si un ‘hacker’ lograra descifrar el código de la aplicación podría controlar todos los coches teledirigidos a su antojo. Ello podría fomentar, por ejemplo, el robo de vehículos de alta gama, los secuestros y toda clase de actividades delictivas.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.