Tecnología

Contenidos y Social Collaboration en las empresas

Las empresas se enfrentan a una revolución tecnológica que está cambiando todos los aspectos de su propio funcionamiento, incluidas las costumbres de las personas que intervienen en él por supuesto. Y al mismo tiempo tienen que capear una crisis a la que la única salida viable parece encontrarse en la innovación.

Los empleados de hoy en día tienen acceso a una cantidad de información, y a una variedad de dispositivos y ordenadores desde donde que gestionarla, que hace unos años era inimaginable.  Las organizaciones también tienen que gestionar una capacidad inmensa de datos e información y han tenido que adaptar su visión de la tecnología. Esto ha ocasionado que tanto empleados como organizaciones estén preparados y necesiten un sistema participativo que sea capaz de optimizar la creación y manejo de contenidos y de reducir los costes de operación.

OpenText organizó en Madrid la conferencia Content Day Iberia 2011 en la que participó su presidente y CEO John Shackleton. El objetivo del evento fue el de presentar a su red de clientes las ventajas de su Suite OpenText ECM.

Shackleton compartió con los asistentes algunas consideraciones sobre cómo adaptar las operaciones de una empresa a las necesidades económicas y tecnológicas de hoy en día. Promover un proceso de innovación que involucre a toda la compañía, buscar la influencia de los clientes en el desarrollo de los productos y servicios o el aumento de la productividad a través de las herramientas de colaboración, son algunos ejemplos.

La reducción de costes de operación es una de las labores que más ocupan la atención de las empresas de todo el mundo, y la tecnología es la clave. Pero además es fundamental encontrar vías de innovación. Las soluciones ECM (Gestión de Contenido Empresarial por sus siglas en inglés) ofrecen un mecanismo de acceso, selección y uso de todos los contenidos que rodean el funcionamiento de las empresas. Analizar la información y dotarle de capas de inteligencia permite por ejemplo, y en palabras de Shackleton, “descubrir y desarrollar un nuevo producto o servicio que los clientes necesiten y cuya necesidad se encuentre oculta entre la información”.

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo