Tecnología

Consecuencias de que EEUU abandone la Neutralidad de la Red

FCC decide hoy sobre neutralidad en la red

Hoy la FCC votará si Internet seguirá manteniéndose o no neutral, y es muy probable que la Comisión derogue la actual normativa. Te contamos cuáles serían las Consecuencias de que EEUU abandone la Neutralidad de la Red.

Después de meses hablando sobre la batalla sobre la neutralidad en la red en los Estados Unidos el día ha llegado. Hoy la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC) se reunirá para votar si continúan o no manteniendo el acuerdo de neutralidad en la Red vigente hasta ahora. Y dada la configuración de la misma, se espera que la votación permita abandonar la regulación vigente.

A estas alturas es más que seguro que todo el mundo conozca ya en menor o mayor medida a qué nos referimos cuando hablamos de Neutralidad en Internet.  Esta refiere a una serie de regulaciones y acuerdos bajos los cuales la Red se mantiene libre e igualitaria para todos. Es decir, todos los proveedores de servicios de Internet deben tratar todo tráfico de datos de la misma manera sin depender de qué plataforma, aplicación o equipamiento se sirve el usuario.

Sin esta legislación sobre la Red los servidores serían libres de privilegiar o dificultar el acceso a ciertas partes de Internet según su propio criterio. O las grandes compañías podrían llegar a acuerdos con estos para desfavorecer a la competencia.

La actual normativa que regula la Red llegó bajo el mandato de Barack Obama. Durante esta época, la FCC aprobó por un ajustado margen el acuerdo normativo que regula hoy en día la Red en los Estados Unidos. Fue con la llegada de Trump a la Casa Blanca, que el debate sobre la Neutralidad regresó a los Estados Unidos.

Con una actual FCC favorable a la nueva Administración, comenzó el discurso de desmantelamiento de la supervisión y vigilancia sobre Internet, que encontró en Ajit Pai, actual presidente de la Comisión su gran abanderado.

La neutralidad de la Red: la nueva lucha de los youtubers

Lo que en realidad significará la derogación de la neutralidad en la red es volver a tener un Internet gratis y libre, explicó Pai esta semana en la cadena Fox News. “El Gobierno ya no regulará cómo los proveedores de servicios o cualquier otra entidad en Internet gestionan sus redes”.

Entre sus argumentos a favor  de la causa, Pai asegura que ese cambio ha hecho caer la inversión de las compañías proveedores en su redes un 5,6% en 2016, comparado con 2014, lo que acabará provocando menos innovación en accesos a la red más rápidos y mayores costes para los usuarios. Abandonando la legislación actual, Pai considera que fomentaría las investigaciones y las inversiones sobre banda ancha y servicios de los proveedores.

En la otra línea, los detractores de acabar con la regulación sobre Internet advierten que el acceso a la Red como se conoce hasta la fecha cambiaría por completo. Comenzarían a desarrollarse paquetes, como ahora sucede con las televisiones de pago, y el acceso a la Red dependería del dinero que estuviésemos dispuesto a pagar. De igual forma si este coste pasara a ser asumido por las compañías, las «start up» y las pequeñas empresas podrían ser incapaces de pagar como los gigantes tecnológicos, lo que según estos argumentos afectaría a la libertad de expresión en la red y facilitaría el bloqueo de contenidos.

La FCC cree que tener Internet fijo en casa está sobrevalorado

Frente a estos argumentos, Michael Powell, ex presidente de la FCC con Bill Clinton y George W. Bush, aseguraba que nada de esto podría ocurrir y que Internet seguirá siendo un espacio abierto como hasta ahora ya que es interés económico de los proveedores de Internet que siga siendo así.

En este punto, el problema radica en que según datos de The Washington Post, menos de una cuarta parte de Estados Unidos tiene dos o más proveedores que les ofrezcan velocidades de banda ancha básica. Esto implica que la mayoría de usuarios podría no tener muchas más opciones para contratar otros servicios de no estar de acuerdo con las normativas de su servidor.

Qué pretende la FCC

Con el nuevo presidente, los miembros del consejo de la FCC nombrados por republicanos son tres, frente a dos demócratas,  por lo que se asume que la votación resultará favorable a eliminar la regulación y que Estados Unidos abandorá la neutralidad en la Red una vez firmado el nuevo acuerdo.

Lo que desde la FCC se pretende es que  la Red vuelva al estado anterior a la firma del acuerdo en  2015.  En el caso de que esta nueva reforma sea aprobada hoy la FCC requeriría a los proveedores de internet que sean transparentes sobre sus prácticas. De cometerse algún tipo de práctica que pudiera considerarse fraudulenta, la nueva encargada de mediar para evitar conflictos pasaría a ser la Comisión Federal de Comercio (FTC).

Con un 83% de los estadounidenses en contra del fin de la Neutralidad en la Red, incluidos tres de cada cuatro votantes republicanos, según una encuesta reciente de la Universidad de Maryland, es de esperar que la  FCC enfrentará una andanada de demandas inmediatamente después de su voto, si Estados Unidos abandona su política de ser neutral en Internet.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.

  • Javier

    Nos acercamos peligrosamente al veto total a la libertad de expresión. Y esto podría suceder si, como ocurre en otros muchos campos, fueran los poderosos los únicos que pudieran decidir qué se dice, lee o escribe en la Red. ¡Gran peligro!